All Posts in yujo!

18 Enero, 2017 - No Comments!

Stay chido! | Fundileaks, parte 2

Era el año 1999 y El Fundador decretaba, y a su vez predecía, que a partir del inicio del año 2017, los días viernes ya no se llamarían así; acá presento un documento infiltrado directo de su oficina itinerante y global, que constata, da fe y declara legalmente el cambio de nombre y actividades para dicho día.

 

Alabado sea El Fundador.

 

Tito

Instagram: titorama

Tumblr: brandingdong

Dribbble: titofolio

5 Enero, 2017 - Comentarios desactivados en Instantáneas | YuJo! Challenge 2017

Instantáneas | YuJo! Challenge 2017

Del 15 al 22 de octubre, Tito, nuestro Director de Arte, estará fuera de la oficina. Esto no tiene que ver con sus vacaciones, sino con el YuJo! Challenge: un juego en el que todos los integrantes de nuestro equipo participa y cuyo ganador obtiene 2 boletos de avión para viajar a Nueva York.

 

En una organización pequeña e independiente como la nuestra, hay muchas cosas por hacer y el YuJo! Challenge premia las buenas prácticas en todas las áreas.

 

¿Trajiste un cliente a la agencia? Ganas puntos.

¿Cocinaste para compartir con los demás? Ganas puntos.

¿Organizaste una fiesta en tu casa para todo el equipo? Ganas puntos

¿Participaste en una conferencia de actualización profesional? Ganas puntos.

¿Escribiste un nombre o diseñaste un logotipo que fue seleccionado? Ganas puntos.

¿Ganaste puntos en equipo? Ganas más puntos.

 

Creemos firmemente en el poder del juego como detonador del proceso creativo y por eso recientemente decidimos incorporarlo también en la lógica con la que desempeñamos nuestras actividades todos los días, de todas las semanas, de todos los meses del año.

 

Al final del año, quien acumula más puntos se lleva los vuelos y también hay un premio para el segundo lugar.

 

En el futuro nos gustaría diseñar programas de Gamification también para otras organizaciones y propósitos. Por lo pronto empezamos en casa.

 

Conforme avance el año, les cuento cómo va cada persona, mientras tanto, ¿quién creen que gane el viaje del 2018?

 

Joel Gutiérrez

Twitter: @thewowisnow

Instagram: thewowisnow

12 Octubre, 2016 - No Comments!

No sólo de publicidad vive el hombre

La última vez que replanteamos nuestro sitio web, decidimos incluir en él una tienda en línea. La idea le pareció extraña a muchos, pues originalmente vendemos servicios creativos, que por definición son intangibles. Sin embargo, uno de los campos en los que más hemos trabajado es el diseño de empaque para productos de consumo.

Primero quisimos vender los que habíamos diseñado porque creemos en nuestros clientes y en el trabajo que hacemos para ellos. Después, un par de chistes que llegaron muy lejos, caprichos personales e ideas francamente buenas que habíamos tenido entre nosotros se desarrollaron y se sumaron a la lista de productos que puedes comprar en nuestra tienda

Hasta ahora nunca habíamos presentado esta pequeña colección en persona, pero para demostrarnos a nosotros mismos que nuestra creatividad puede ponerse al servicio de otros campos, más allá de la publicidad, decidimos participar en La Mirilla, un bazar de diseño local que se realiza desde hace algunos años en Guadalajara.

La preparación para el evento requirió de una buena inversión de dinero y muchas horas de trabajo (gracias, Viejona). Los dos días que, entre todo el equipo, atendimos el estand también fueron cansados, pero valieron la pena y me recordaron varias cosas:

Nada es más emocionante que empezar algo

Aunque fue algo efímero, nunca habíamos tenido una tiendita, así que reunir las bolsas para entregar, montar el estand y poner una cara bonita mientras pasaban los primeros clientes, fue estimulante para todos. El misterio de no saber qué pasará a continuación siempre es atractivo. Las primeras veces siempre son especiales.

Todo lo que vale la pena cuesta un huevo

Cuando cargaba una de las mesas desde mi auto hasta el parque donde se realiza La Mirilla, recordé lo cómodos que estamos siempre en la oficina y pensé que para ampliar los horizontes de lo que hacemos, se requiere salir de la zona de confort. Trabajar todo el fin de semana fue cansado, pero ahora muchas personas más conocen lo que hacemos.

El trabajo en equipo es más divertido y llevadero

Ya fuera para comentar lo extraño de alguna pregunta, para tomarnos la foto del recuerdo o para darnos ánimos entre nosotros, tener un compañero al lado hizo, a lo largo del evento, que todos nos sintiéramos mejor. Todo el equipo tuvo una gran disposición, y sentir que podíamos enfrentar el reto juntos, me dio la seguridad de que saldríamos bien librados, sin importar lo que sucediera (gracias, amigos).

Experimenta con lo que te interese, porque nunca sabes qué puede pasar

Una cosa lleva a la otra. Primero fueron los productos de nuestros clientes; luego productos nuestros. Muchas de las personas que pasan frente a la oficina le toman una foto al letrero del tigre, y una escuela acaba de comprar Hamunochis (nuestras flamantes cubiertas para iMac) para todas sus computadoras. Sé flexible porque en el camino puedes tomar nuevos rumbos que no imaginabas y que terminan en lugares felices.

El dinero es importante, pero rara vez es lo más valioso

La oportunidad para algunos de enfrentar sus miedos al hablar con desconocidos, haber cumplido la promesa de estar ahí, levantar un proyecto extra laboral cumpliendo con lo que debíamos entregar en la oficina y sentirnos un grupo que funciona en cualquier ambiente fue mucho más valioso que lo que vendimos. Ganar dinero está bien, pero también hay otras monedas de cambio que son más duraderas y satisfactorias. Encuentra lo que quieres ganar más allá de pesos y centavos y concéntrate en eso.

Al final del día no sé si volvamos a montar una tienda como ésta, pero juzgando el buen recibimiento que tuvimos, probablemente repetiremos la experiencia. Si todavía no conoces nuestros productos, visita la tienda en línea y aprovecha que Rufián (raicilla) está en descuento : )

Joel Gutiérrez

Twitter: @thewowisnow

Instagram: thewowisnow

29 Junio, 2016 - No Comments!

Piña Fresca | Y llegó el invierno

Todo el mundo está súper obsesionado con Game of Thrones. Yo, la verdad, no creo que sea tan buena como dicen. En esta temporada se han dicho mucho cosas como “es el mejor capítulo de todos los capítulos que he visto hasta el momento” o “felicidad extrema por la resurrección de Jon Snow”. Justamente ese suceso (con el que se inauguró la sexta temporada) me hizo perder completo interés.

De inicio yo sólo sabía de GoT por un compañero que había leído los libros y en los tiempos libres nos contaba muchas cosas que aparentemente no salían en la serie. Me interesó tanto que hasta me aventé varios capítulos seguidos para ponerme al corriente. Poco después comencé a juntarme con varios amigos los domingos, preparábamos botanas y juntos disfrutábamos de un magnífico capítulo que nos dejaría impacientes por ver qué podría pasar después. Siempre había situaciones impredecibles, personajes que odiabas y vivían, otros que apostabas eran los buenos y morían, miles de historias por enlazar y muchísima fantasía que hasta ese momento me parecía aceptable.

Muchas veces he pensado en cuál es la razón por la cual ya no me gusta tanto GoT. Las primeras temporadas de verdad me encantaban. De hecho le eché un poco la culpa a los White Walkers, que según una amiga son “lo mejor de la serie”, pero para mí (y puede que me eche a muchos encima) los zombis son de lo más lame que existe: muertos vivientes que puedes volver a matar y manejan un ritmo torpe y pausado. Lamentablemente, poco a poco han ido teniendo mucho más protagonismo que otras cosas que me parecen más interesantes, pero si acaso es verdad que la batalla final sería contra ellos, mi decepción escalaría el Everest y se quedaría ahí congelada aceptando su destino.

Y lo que pasa es que todo lo que la hacía una serie sin igual se ha perdido desde la quinta temporada. Yo la esperaba con muchísimas ansias, como cualquier otro fan, pero vi dos capítulos y me aburrió tanto que la dejé de ver. Y según yo ni siquiera le daría oportunidad a la sexta temporada, porque gracias a que el Internet está plagado de una gran cantidad de información, conocida como spoiler, podía mantenerme al tanto de lo que pasaba sin necesidad de perder mi vida una hora frente a una pantalla, viendo aburridísimos capítulos.

Pese a mi desmotivación, mis amigos me convencieron de que nos reuniéramos de nuevo a ver la sexta. Y con un poco de esperanza me senté a ver lo que catalogo como la evidencia de que esa serie ya sólo estaba modificando todo al gusto y necesidades del espectador. Y es que cómo no revivir al señor Snow si es el favorito de todos —hasta mío, porque es sumamente sensual—, pero no manches, yo pude asimilar su muerte y dejar que la historia continuara.

Mucha gente la ha defendido con argumentos como “esta temporada es puente, si no amarran todo va a terminar como Lost. ¿Quieres otro Lost?”.

56152-img694imageshackus-pK0S

¿Por qué querrías otro? ¡MONSTRUO!

Sin embargo en las primeras cuatro sí había muchos episodios puentes y otros que enriquecían esos puentes y todo quedaba en un perfecto balance, pero estas últimas dos deshacen nudos y todo se vuelve tristemente predecible. La neta la continué con el incentivo de que, si no la veía, prácticamente me perdería la mitad del humor del Internet gracias a los infinitos memes de GoT y éstos no me los perdería por nada: están mejor que la serie.

photo_2016-06-29_13-33-13

Juan Nieves, el resucitado.

Luego de ver con decepción el penúltimo capítulo, que todos elogiaron y que vi al día siguiente sin sorprenderme de nada —como en cualquier otro capítulo predecible de GoT—, llegó el cierre de temporada que, creo yo, salvó las últimas dos, a tal grado que ahora realmente espero ver la siguiente.

A diferencia de muchos, no creo que sea la mejor serie, pero vaya que ha movido al mundo entero y nos ha sorprendido innumerables veces, así como nos ha dado infinidad de material para reírnos en las redes sociales. Así que si usted no la ha visto hasta el momento, no se preocupe, puede ver muchas imágenes y leer en una tarde toda la trama y con eso estar listo para acompañarnos dentro de un año en la emoción de la lucha por el trono.

Y espero que sea del trono y no de la supervivencia contra los White Walkers.

23 Junio, 2016 - No Comments!

Al cien | Consejos para una buena oficina

Antes de llegar a YuJo! como practicante ya había tenido otros trabajos, pero nunca uno de tiempo completo, donde pasara 9 horas en el mismo lugar, con las mismas personas. Al llegar aquí me di cuenta que sentirte cómodo en tu lugar de trabajo, sobre todo en cuanto a la relación con tus compañeros y jefes, es esencial para tener las ganas y motivación de levantarte a las 7 de la mañana —al menos yo no era la mejor levantándome temprano antes de llegar aquí—, todos los días, para llegar a la oficina sin jeta y con el empuje de empezar la mañana con la mejor actitud y no sentir el día tan pesado.

No es que quiera presumir que mi ambiente de trabajo sea el mejor (aunque la neta sí) pero he encontrado aquí ejemplos claros de cómo llevarte chido con tus compañeros, cómo vivir en “familia“ en la oficina, y cómo hacerlo una realidad por meses y no sólo las primeras semanas. Me imagino que muchos tienen experiencia con esto, y que probablemente no sea fácil para todos mantener una sana convivencia laboral. Así es que si quieres seguir unos consejos para vivir igual de felices que los YuJo! (según lo que he visto en cuatro meses), lee esta nota sin parpadear y síguelos al pie de la letra:

Acepta tu apodo

Si tu apodo no es ofensivo, no está feo y te da personalidad, acéptalo, quiérelo y hasta abrázalo. Ejemplos en YuJo!: Bebocho, Txutxis, La Viejona y Agril.

Saluda a tus jefes con un “chócalas“ todos los días

El manotazo quita lo incómodo y formal de un beso o un apretón de manos. No subestimes el "chócalas" e inténtalo con tus jefes. Si no les funciona, lee detenidamente el disclaimer del final.

Aprovecha los momentos de convivencia

Ya sea comer juntos, echar un chisme, recomendar una película, caminar juntos a comprar comida, reírte de los chistes de los demás, echar porras en el futbolito o beber las chelas, cualquier momento de distracción en compañía de los demás es mejor y más divertido.

No digas “no“ al futbolito

Jugar "uno a 5“ inesperadamente es relajante, y quedarte fuera es perder uno de los mejores momentos de la mañana. Pro tip: únete al equipo que tenga al mejor jugador.*

Mantente al tanto de tu celular

La convivencia no termina al irnos del trabajo. Comparte con tu amigos de oficina, cada vez que puedas, cualquier cosa relevante que te suceda después de irte. A diferencia de tus grupos de amigos, siempre habrá alguien que te conteste, quizá pensando que era una emergencia o una invitación a fiesta.

Comparte el moncho

Nunca se debe pedir comida, ir al Oxxo o comer un moncho sin preguntar antes “¿alguien gusta?“. El respeto al antojo ajeno es la paz y es grosería dejar a los demás con las ganas y agallón en la lengua.

No distraigas tanto

Al principio no entendía por qué en YuJo! todos hablaban por Telegram. Después comprendí que es una manera de no distraer a los demás, pues así cuando tengan chance, lo revisarán y te contestarán. Extra: también pueden tener un momento de karaoke en el mensajero sin lastimar los oídos de los demás.

Junta de tráfico

En YuJo! compartimos cada lunes, BREVEMENTE**, los momentos más importantes de nuestro fin de semana (normalmente se extiende más de lo pensado), donde aprendes y te interesas sobre lo que les gusta y sucede en la vida de los demás. Hazlo con todos tus compañeros y conoce desde qué lugar nuevo para cenar les gustó, hasta qué día del fin de semana lavan.

Respeta los acuerdos

No dejar tantas salsitas en el refri, utilizar el baño indicado según la necesidad y cualquier otro acuerdo que tengan: RESPÉTALOS, no hace falta decir por qué.

Si crees que tú la pasas bien en tu horario laboral, y que cumples con estos básicos requisitos, ¡felicidades, eres un buen compañero! Si no, ve al súper, compra moncho y es tu momento de empezar.

PD: Gracias a mis compañeros de YuJo!, estoy feliz aquí 🙂

*Yo siempre digo “no“ al futbolito porque no me gusta perder pero he optado por ver desde cerca, echar porras y emocionarme (también cuenta, ¿no?). N. de la A.

Aline Flores Nonaka

Instagram: @alinenonaka

Twitter: @alinenonaka

Disclaimer: No me hago responsable de ningún error, quedada en ridículo, pleito o despido provocado por seguir alguna de las pasadas recomendaciones. Cada quien es responsable de sus actos.

**"Brevemente" puede variar de cinco a 35 minutos por persona, según el nivel de detalle que cada quien quiera compartir. N. de la E.

15 Junio, 2016 - No Comments!

Especialidad, broder | Consejos compas

Supongamos que entras a una librería, en donde miles de libros sobre los estantes reclaman tu atención. Sin embargo, hay un título que destaca por su sobriedad en un mar de portadas llamativas: Damn Good Advice (for people with talent).

En ese título encontramos muchas palabras que levantarían la sospecha de cualquiera. Sin embargo, si se va acompañado de Yuca, diría algo así como “¡Ándale, wey!”, y terminarás por leer el libro. Por este motivo, me gustaría compartirles algunos de los puntos que más me llamaron la atención de esta lectura.

George Lois

Se podría decir que Lois es un tipo que nos incita a no seguir las reglas. Persigue ardientemente sus ideas, que muchas de las veces se anteponen a lo establecido. Su trabajo nace del instinto, siempre en búsqueda de lo que denomina “la gran idea”, o colocar las virtudes de un producto en el corazón y cerebro del observador. Aunque puedan haber ciertos paralelismos, odia cualquier comparación con Don Draper, particularmente en el aspecto físico: dice que él está más guapo.

imagen tomada de adcglobal.org

Lo estuvo. Quizá.

Una buena creatividad comunica en un nanosegundo

No es ningún secreto que una idea simple y memorable es el primer paso para una excelente publicidad. Sin embargo, basta salir a la calle y observar algún espectacular para darnos cuenta de que este principio es la excepción y no la norma. Alguna vez había escuchado que si no puedes explicar tu idea en menos de 5 minutos, lo que se tiene es un buen verbo que servirá con algunos clientes, pero que definitivamente no garantiza un lugar en eso que llamamos buena publicidad.

No escuchar música cuando se busca la gran idea

Escuchar música durante el trabajo es una buena prestación laboral —específicamente cuando se hace una tarea rutinaria que no requiere mayor atención—. Sin embargo, según Lois, se puede convertir en un obstáculo a la hora de estar en búsqueda de la gran idea, ya que tu canción favorita te puede abrazar y llevar a otros lugares en los que probablemente no deberías estar.

Buscar inspiración

El trabajo creativo requiere hacer uso de cualquier elemento visto, leído o escuchado, por lo que se hace imperativo estar en una fase continua de asombro y apertura hacia aquellas cosas que pueden dar pie a una buena idea. En este caso, el señor Lois nos recomienda asistir al museo local en búsqueda de inspiración. Esto viene de un neoyorkino que puede ir al Museo Metropolitano religiosamente cada domingo. ¿Alguien sabe qué están exponiendo en el MAZ?

Estar ahí

Las oportunidades aparecen cuando menos se esperan, y se debe estar en el lugar y momento correcto para tomarlas. Es así como Lois nos narra cuando Quaker Oats, establecida en Chicago y que contaba con la regla de trabajar con locales, lo contactó para ser su nueva agencia. Al recibir la llamada en la que se les informaba que no serían elegidos por la distancia, Lois y sus socios tomaron el primer avión a Chicago y llegaron justo cuando los directivos regresaban de comer. Así, Lois les demostró que los 1,300 kilómetros no eran un obstáculo, y que se debe hacer que las cosas ocurran e impresionar a los clientes no sólo con el trabajo, sino también con la actitud.

Encontrar a el/la adecuada

Encontrar a la persona ideal puede ser una idea relegada a los guiones de Hollywood. Quien haya estado en una relación, friendzoneado o cualquier estado sentimental, sabe que el amor es un tema que debe tratarse con un traje a prueba de radioactividad. Sin embargo, Lois nos cuenta que desde que vio a su esposa Rosemary, supo que había encontrado su fuente de inspiración en la vida y su trabajo. Si alguien conoce a una chica que aún crea en esas cosas, sean amables y pásenme su Tinder.

Chillax

Quizá esto parezca un consejo impreso y reimpreso en un libro de superación personal, pero Lois nos recomienda trabajar con pasión y una sonrisa en el rostro. Particularmente en la industria creativa, en donde las cosas deben fluir con el mínimo de ansiedad. Para Lois, aunque a veces las circunstancias no sean las más favorables, aún se puede decidir qué clase de trabajo quiere uno hacer —"nadie te puede detener de llegar a tu felicidad".

Dar consejos en el terreno creativo puede levantar suspicacias y, como cualquier otro libro, la experiencia y el momento de la vida de cada uno decidirá qué cosas tomar y qué dejar en el camino.

Si se llegan a encontrar este volumen, vale la pena revisar la cartera, y si el presupuesto lo permite, pasar a la caja a pagarlo. O si adoptamos la actitud de George Lois, lo guardamos discretamente bajo el brazo y nos dirigimos rumbo a la salida con la esperanza de que el detector no suene.

Ustedes deciden.

George Lois

Damn Good Advice (for people with talent!)

Phaidon, 2012

Gustavo “Bebocho” Ramírez

gustavo@yujo.com.mx

2 Junio, 2016 - No Comments!

Se parece tanto al amor | Mendigando por un clic

Una de las maravillas del Internet es que tienes acceso a lo que sea.

Dije "lo que sea".

Así como puedes darte cuenta de que todo, efectivamente, ya está hecho, en Internet también encontrarás mucho material que te servirá de respaldo en futuras discusiones, etílicas o bajo el influjo del sopor que una deliciosa comida de la abuela le da a la sobremesa. Entre galaxias y galaxias de textos, estudios, contenidos, reportajes, artículos y, en general, lo que sea, se tiene que encontrar una manera de llamar tu atención para que leas, adoptes y compartas escritos de 200 palabras o menos, en los que se intenta explicar el mundo.

Esta actitud se entiende, ¿cierto? Así que los responsables buscan diferentes tipos de estrategias —algunas más honorables que otras—: se invierte en una pauta publicitaria para llegar a personas que ni saben que existe el perfil creador del texto o video; se contacta a una celebridad o un influencer (ñáñaras) para que le dé eco a tu contenido; lo compartes ad nauseam, hasta que por fin pegue en algún foro más intolerante que los rooms de Reddit o 4chan.

Y otros, los orcos de los contenidos, aplican el famosísimo clickbait: le dan un título ambiguo, pero llamativo, con el que se puede asegurar o no que lo que estás por leer te ofrece la prueba irrefutable de la existencia del Chupacabras. La Estrategia Maussan, le dirán otros. Los periodistas serios —los que sí investigan y confirman referencias antes de compartir que Margarito murió— odian este artilugio.

De un tiempo acá he visto una galería interesante, que raya poquito en lo patético:

Captura de pantalla 2016-05-31 a las 12.27.06 p.m.

Sólo porque leíste Harry Potter no te conviertes en personaje de ficción. Aplica igual si te crees La Maga de Rayuela.

 

500 days of Summer

Y seguro tendrá el mismo destino que este romance.

 

De Eslamoda.com

Amor es desperdiciar papel en mensajitos desechables.

 

¿Cuántos más, Summer? ¿CUÁNTOS MÁS?

 

¿Por qué todos los campos de golf deben tener un estanque con cocodrilos?

 

¿Sutileza? No conozco ese Pókemon.

 

Oso mil si tu esposo lo comparte en su muro, así, de pronto.

 

El acoso vende. El sexo qué.

 

Este es el nivel más bajo de la creación de contenidos, porque además de jugarse con el morbo —que es sagrado— se hace con los sentimientos, que son más molestos de hurgar cuando te paseas por Facebook, bajo la bandera de "ser constructivo". No.  Ser constructivo tendría que ser un trabajo basado en las reflexiones, no en un montón de listas a la Buzzfeed que sólo sirven para señalar al otro como el culpable de nuestra propia miseria, y no a un mal ajuste de percepción de la vida.

Es lo malo de las redes sociales: las puedes configurar a tu modo, así que si no tienes ganas de tener diálogo con alguien que piense diferente a ti, los bloqueas, borras, dejas de seguir o, simplemente los ignoras. Del mismo modo inundas tus comentarios con citas de otros textos hechos para que, precisamente, cites aunque no tengan fundamento científico, pruebas de lo que se menciona o, NI SIQUIERA, buena ortografía. De ahí luego surgen los que se basan solamente en Pictoline, Cultura Colectiva, Pijama Surf, Bored Panda, Sopitas u otros sitios en apariencia inofensivos que —en serio, háganme caso— sólo esperan ganar un montón de clics y ya.

¿Por qué escribir un texto que sí valga la pena compartir? Porque implicaría hacer investigación más allá de la primera página de resultados de Google, encender al menos el spell check de tu procesador de textos, pedirle a alguien más que te ayude a editarlo e incluir referencias y, no manches, ¿quién tiempo para eso? ¡El engagement es dinero, gente!

Luego nos damos cuenta de que la mitad de lo que compartimos no es cierto, y no porque tu prima no se dé cuenta de que le cree a El Deforma, sino porque Pictoline sobresimplifica los estudios que convierte en gráfica o plagia obra de otros diseñadores sin otorgarles crédito o compensación.

O porque nos hacen pensar esto, que resulta no ser cierto si se lee con detenimiento el estudio, rompiendo nuestro corazón en mil pedazos:

La mala resolución de la foto es de origen. Lo juro.

 

Estamos escribiendo mucho en Internet. Tanto, que es más sencillo sólo leer lo que está a la mano, en su mayoría hecho para justificar una inversión de miles de dólares o, eventualmente, ser el jefe de GIFS de gatitos. Si no le exigimos a los creadores de contenido un poquito de decencia, calidad y esfuerzo, entonces que no nos sorprenda que nuestros muros y feeds se vayan pudriendo poco a poco, junto a nuestra profesión.

Tú sabes quién eres.

 

Abril Ambriz Posas

Tumblr: ladyprovolone.tumblr.com

Twitter: @ladyprovlone

26 Mayo, 2016 - No Comments!

Behance Portfolio Review

Por Gustavo "Bebocho" Ramírez

Nublado con probabilidad de lluvia. Ese era el pronóstico para el 12 de mayo. Quizá para muchos la idea del primer aguacero era magnífica en el año más caluroso de la historia. Pero en YuJo! esa posibilidad era motivo de nerviosismo. ¿La razón? El Behance Portfolio Review.

Aunque la organización parecía sencilla, siempre existe ese grado de incertidumbre que suele cambiar las cosas. De lo que sí podíamos controlar, teníamos todo listo; las sillas habían llegado un día antes, el mesero estaba puesto y dispuesto y habían confirmado exponentes de peso pesado para mostrar sus portafolios y compartir de primera mano su experiencia en Behance.

_MG_6713 BN

Llegaron los primeros invitados, los presentadores y empezamos en este orden:

Gustavo Muñoz (Anagrama)

El Ingeniero más creativo que hemos conocido, se encargó de responder una pregunta que no se escucha muy frecuentemente en una agencia: ¿Qué es lo que hace un industrial en el mundo creativo? Medir, organizar y controlar procesos es quizá una respuesta, pero en este caso Gustavo se propuso hacer cuantificable lo cualificable; un reto en nuestra industria.

"¿Cuánto cuesta tu trabajo?" es una pregunta recurrente y él nos mostró cómo un algoritmo puede calcularlo y acercarte a tener una agencia rentable.

El ojo agudo seguramente notó una luz azul que parpadeaba por un costado de la camisa de Gustavo. La broma del beeper parecía demasiado obvia, sin embargo, nos sorprendió al mostrarnos Simpancreas, un proyecto que desarrolló para sí mismo después de ser diagnotiscado con diabetes tipo I y que le sirve para monitorear constantemente los niveles de azúcar en la sangre sin volverse esclavo del monitor.

Quizá su mayor enseñanza es que los principios industriales se pueden aplicar a terrenos que pueden parecer ajenos —como la creatividad— y así eficientar los procesos dentro de una agencia.

La participación de Gustavo fue sin duda refrescante para redactores y diseñadores que se mueven siempre entre redactores y diseñadores. Su perspectiva aportó la visión de negoción tan necesaria en la comercialización de servicios creativos.

Laura Méndez (Menta)

La agencia encabezada por Laura se mueve con el minimalismo y gracia de una Gymnopedie de Satie. Navegando bajo la bandera de Simplicity of Allure (la simplicidad de la atracción), fuimos testigos del trabajo que ha hecho desde que compartía oficinas en las primeras etapas de YuJo! hasta consolidarse como un estudio con una propuesta fina, elegante y, como su nombre lo indica, fresca.

El estudio más femenino de México, nos deleitó (como de costumbre) con sus trazos manuales y acentos finos, enfatizando en el orgullo del género y la alegría de estar vivos.

Rodo Morfín (Forma)

Existen muchas formas de llegar a una idea y algunas veces puede ser en forma de guitarrazos, estoperoles y botas. Así lo demostró Rodo Morfín, que trajo el rock pesado al vals de la ceremonia.

Sus proyectos, marcados por el instinto de aquel que sabe qué nota sigue durante un solo de guitarra, nos mostraron que el lado crudo de una imagen también puede llegar a comunicar las ideas más complejas.

Además, su presentación estuvo salpicada de anécdotas y buen humor, que para este punto de la noche, todos agradecimos.

Luis César Rocca y René Tapia (LAGO)

La partida de un ser querido a tierras lejanas puede servir de detonante para crear algo bello; fue así como nació La Bitácora del Viajero, porque dejar un lugar significa soltar pero sin renunciar a pensamientos y experiencias generativas. Entre otros muchos proyectos, esto nos compartieron Rocca y Tapia. Además, en su trabajo como ilustradores, se hizo patente que las particularidades de cada artista pueden crear un resultado aún más enriquecedor.

Los más jóvenes de la noche demostraron también estar entre los más talentosos, y su modelo que combina proyectos personales con proyectos conjuntos, interesó a la mayoría y detonó conversaciones más entrada la noche.

Aunque la lluvia amenazó con arruinar la reunión, no hubo ningún contratiempo y los asistentes se despidieron después de un par de cervezas, encuentros y nuevas conexiones; una experiencia que no se tiene frecuentemente en nuestra ciudad.

_MG_6727

El primer esfuerzo por encontrarnos y hacernos más fuerte ya se hizo.

Si quieres participar en nuestros próximos eventos, suscríbete a nuestro newsletter.

11 Mayo, 2016 - No Comments!

Somos buenas ondas |Di “¡no!” al auto espaldarazo

Yo Majestad me he servido en nombrarme director creativo de la empresa que acabo de formar.*

*En la ceremonia de coronación.

Soy valiente, la armo con la espada (nunca he peleado, pero me grabé un video y se ve chido), ya me compré mi armadura por Internet y mi papá me regaló un caballo.  No hay duda de que soy un caballero.

 

A lo mejor antes no había tantos espacios para llenar tu biografía y hoy puedes convertirte en esa persona que quieres, sin tener que hacer prácticamente nada. Por eso estamos llenos de CEOs, directores creativos, gurús, estrategas, founders y leyendas vivientes.

Cuando empezamos YuJo!, el concepto de “emprendedor” me sacaba ronchas. Todavía me causa conflicto el “emprendo para no tener jefe”.  Creo que ese furor ha generado muchos negocios de papel y una noción falsa del patrón y del empleado.

También es parte de este mundo publicitario tan lleno de charlatanes, que envuelven a clientes en palabrejas domingueras, o “sunday words” como ellos mismos las llamarían, con resultados tan baratos como 1000 tarjetas de presentación.

 

Imaginen a alguien muy motivado que despierta decidido a ser un neurocirujano:

*Lee unos artículos online*

 *Ve un par de videos tutoriales*

*Ofrece lobotomías a precio competitivo*

*Los neurocirujanos reales se burlan de lo mal hechas que están sus lobotomías*

 

Todos debemos llevar un proceso de aprendizaje, de errores, de triunfos: de ganarte el puesto, más allá del glamour.

Crear una empresa debe de ser por algo más que poder levantarte a la hora que quieras o ponerte el puesto que más te guste como suene. Debería ser más que actuar como el Peje, que se autonombró presidente.

Jorge "Yuca" Ávila

Instagram: @yucaavila

4 Mayo, 2016 - No Comments!

Instantáneas | ¿Quieres mejores agencias? Retroalimenta

No siempre trabajé en publicidad. Pero cuando conocí este mundo, junto con la terminología y la jerga, con los nombres de las leyendas y las mañas, conocí la dinámica del pitch, que en otras industrias se conoce como licitación y que en cualquier otra profesión funciona de forma más clara.

Cuando empecé a participar en pitches, tuve la suerte (sí, suerte) de ganar varios clientes / proyectos seguidos y me enamoré de la sensación de ganar tanto al cliente como a las demás agencias. Es tan frívola la dinámica de un ganador y muchos perdedores, que la ilusión de ser mejor que los demás infla el ego fácilmente. Luego perdí varios pitches seguidos y viví con esa misma intensidad la contraparte, hasta el punto de preguntarme si de verdad servía para esto.

No sé cuándo y dónde se acostumbre competir preparando una cotización, pero en publicidad las marcas esperan de las agencias que, sólo para concursar, se haga el trabajo completo o al menos la parte más importante, que es la idea.

Últimamente, con una visión mucho más sensata de lo que implica un pitch, he escuchado voces como la de Raúl Cardós que señalan el daño que los pitches le hacen a la publicidad (porque empujan a las agencias a trabajar y presentar de forma gratuita lo más valioso que pueden ofrecer: su creatividad).

También he escuchado y creído que publicistas con la trayectoria de Cardós pueden darse el “lujo” de rechazar una invitación a crecer su agencia y ganar visibilidad, pero que para una agencia pequeña, como la nuestra, hay épocas en las que un pitch, por arriesgada que sea, es la única apuesta posible.

Creo que los pitches, como los organizan la mayoría de las marcas en México, están de la chingada: he perdido contra propuestas elegidas por razones contradictorias a lo que el brief establece y también he perdido contra propuestas elegidas a partir del gusto personal. He perdido pitches donde no se elige a un ganador, el proyecto nunca sucede —y todas las agencias perdemos—, y hasta he ganado proyectos que nunca se vuelven realidad.

No tengo una postura definitiva respecto de cuándo y cómo aceptar o rechazar las siguientes invitaciones que reciba de este tipo, pero sí creo que es necesario elegir con cuidado en qué pitches participar.

Lo que sí tengo es esta certeza:

Perder un pitch es malo.

Pero perder un pitch y no aprender nada es terrible.

La mejor forma de aprender de un pitch es a partir de la retroalimentación del cliente. Lamentablemente, la mayoría de las agencias no estamos acostumbradas a preguntar en qué fallamos y la mayoría de las marcas no están dispuestas a decirnos qué pudimos hacer mejor.

Así no se puede mejorar y, tanto agencias como marcas, nos condenamos a repetir los mismos errores. Así, la calidad de la creatividad, la comunicación, la publicidad se estancan y seguimos escribiendo notas sobre lo mal que está la industria.

Las veces que yo he perdido un pitch y he solicitado retroalimentación he recibido de todo. Desde nula respuesta, hasta mensajes explicando que se eligió a otra agencia porque hubo más click con ella. Pero el mejor ejemplo de lo pobre que es la cultura de la retroalimentación en publicidad y, específicamente en el contexto de los pitches, es ésta:

No acostumbro

La peor respuesta del siglo

Considerando el tiempo que una agencia le dedica a entender el problema, preparar una propuesta, cotizarla y presentarla, me parece una grosería que una marca no le dedique ni un puto correo a ampliar la visión del proyecto, a rescatar el valor que cada equipo aportó y a ponerlo en perspectiva. La misma marca ganaría mucho de este proceso.

Si una marca se toma el tiempo de reunirse con varias agencias para pedirles que trabajen para ella sin ninguna garantía de contratarlas, debería también tomarse el tiempo para agradecer, retroalimentar y concluir el proceso de forma profesional y respetuosa.

Sin embargo, en las grandes empresas, los responsables de conducir este tipo de procesos tratan a sus proveedores como si fueran desechables. Tal como las grandes empresas los tratan a ellos.

Probablemente los pitches no desaparezcan, pero voto porque sean cada vez más claros y dignos. Esto no es sólo responsabilidad de las marcas y los directores de mercadotecnia, también es responsabilidad de las agencias.

Yo ya empecé escribiendo esta nota; si estás de acuerdo empieza tú también por compartir este mensaje con tu agencia si eres cliente, con tu cliente si eres agencia y con tus alumnos si eres profesor. Lo primero para elevar la calidad y mejorar las condiciones de la publicidad en México es hablar entre nosotros. Si comentas o compartes tú también ya empezaste.

Joel Gutiérrez

Twitter: @thewowisnow

Instagram: thewowisnow