All Posts in Sin categoría

24 Mayo, 2017 - No Comments!

Be Japi | La vida antes de Godín

Esta es la primera vez que escribo para el blog de YuJo!

O, más bien, es la primera vez que escribo para un blog en general. Cuando me dijeron que tenía que compartir una nota, la verdad es que no se me ocurría nada de lo que pudiera escribir.

Es como esas veces que no tienes ni idea de lo que quieres hacer de tu vida: después de graduarte, cuando todo empieza a cambiar y se vuelve más “serio”. Se va acercando el fin de la vida de estudiante, por fin llega ese día que tanto esperaste a lo largo de cuatro años y medio, pero hay sentimientos encontrados y es ahí cuándo te preguntas, "Y ahora, ¿qué?".

Aunque sabes qué es lo que tienes que hacer, es un poco más difícil definir qué es lo que quieres. Mandas uno que otro currículum, todavía con el miedito de si lo hago o no. Terminas enviando unos 30 CV y nadie te responde ni un “Chido por tu interés”; o vas a dos o tres entrevistas y esperas pegado al celular que te marquen y nunca suena…

Todos tus amigos empiezan a hacer su vida; consiguen trabajo, inician un negocio o se van lejos, muy lejos a pintar casas o meserear del otro lado del charco, porque necesitan seguir pensando que hacer. La verdad es que a veces me da envidia, porque los últimos cuatro veranos me fui del país, y me fascinaba viajar, sentirme libre y sin ninguna responsabilidad que cumplir, pero ahora ya soy una godín feliz full time.

Algo que se dice mucho en estos días es que los millennials como yo tenemos esas dudas, vivimos confundidos, queremos las cosas más rápido y buscamos que todo se adapte a nosotros y no que nosotros nos adaptemos. Y pues sí, es eso y más.

Una de estas portadas es de 1976.

Te das cuenta que la sociedad te va marcando esas pautas de lo que tienes que hacer y lo que no. Antes de entrar a YuJo! estuve desempleada tres meses, y la verdad es que lo disfruté mucho porque pude trabajar en proyectos míos y hacer cosas que normalmente estudiando o trabajando son imposibles, pero no había día en el que alguien me dijera "¿Ya trabajas?".
Es muy chistoso como existe esa presión por la sociedad de que tienes que hacer lo que se “debe hacer”, y lo veo mucho a mi alrededor con mis amigos graduados. Tomarte un tiempo a veces no es tan bien visto.

Después las cosas se me fueron acomodando. Sinceramente soy de esas personas que cree que todo pasa por algo, en el momento exacto en el que tienen que suceder. Creo que muchas veces tienes que dejarte fluir y dejar de controlar todo a tu alrededor, pues lo que te toca vivir te va llegando, (obviamente siguiendo por el camino de lo que quieres).

YuJo! apareció en el mejor momento que me pudo haber pasado. Y es por eso que creo que las cosas se van dando. Estoy muy feliz de poder compartir la mayor parte de mi semana con personas muy chidas y aprendiendo tanto.

Gracias a mis nuevos amigos de YuJo!

P.D. Voy a ser tía y soy la más feliz…

Sofi Gómez C.
Instagram: @sofigmzc

 

3 Mayo, 2017 - No Comments!

Al cien | La Viejona en la ciudad

La semana pasada le di las gracias a Rayas por contribuir significativamente al soundtrack de mi vida desde hace cuatro años. Se preguntarán en qué consistía el que fue 20 años a. de R., y debo aceptar que, al menos durante mi infancia y principios de la adolescencia, fue una combinación extraña entre El Coyote y su banda Tierra Santa, la tambora sin voz que todos en el norte acompañamos con chiflido y el lado más pop del pop que se puedan imaginar.

 

Como habrán escuchado antes, amigos, “la música educa” y lo comprobé más que nunca cuando llegué a la bella Perla Tapatía —hace 9 años—, ciudad de oportunidades y tribus urbanas que ni siquiera sabía que existían (en Guamúchil, la gente era gente y ya). Hasta entonces entendí que el mood depende de la música, y la música del mood y que no siempre aplica el:

 

despechado = norteño

feliz = banda

enfiestado = banda

música de fondo = pop

 

El día que caí en cuenta casi lloré, lamentándome por toda la música chida que me perdí durante 15 años y la evidente educación en general que me faltaba. Toda la autoestima con la que llegué de mi pueblo se fue por la borda, junto con mi discografía valiosísima de Intocable y mis 20 pares de tacones, que poco a poco dejé de usar. Fue algo así como reinventarme y abrir mi mente a descubrir un mundo que me tiene en constante aprendizaje, donde soy más feliz y cada día soy como me da la gana.

 

Ser la chica de provincia-en-la-provincia-de-provincia en la ciudad no es fácil, pero debería pasarnos a todos para estar conscientes de que somos uno en un millón, que siempre habrá algo naco en ti y ni cuenta te has dado. Y se vale.

 

Por eso, escuchen mucha música y todos sus descubrimientos semanales; recapitulen todas las tribus urbanas a las que han pertenecido y, por último, valoren y amen su ciudad donde hay de todo para comer, oler, escuchar, leer, sentir y conocer, y dejen de quemar el pinche bosque de La Primavera, que no en todas partes hay.

 

Aline Flores No-naka

 

Instagram: @alinenonaka

Twitter: @alinenonaka

 

13 Julio, 2016 - No Comments!

Instantáneas | [Girls] People just wanna have fun

Todavía no sé qué necesita el mundo para ser un lugar mejor, pero desde hace tiempo sospecho qué es lo que no necesita: otra empresa aburrida. Sí, hay algunas que son necesarias, pero de esas ya tenemos suficientes.

Desde que empezamos con YuJo!, nuestra oficina, el modelo de trabajo y hasta los servicios que ofrecemos se han modificado, pero siempre ha habido una constante: la diversión.

Yuca y yo nos conocimos en la universidad y, desde entonces hasta la fecha, hacemos nuestro mejor esfuerzo por reírnos la mayor parte del día. Cuando empezamos a trabajar juntos quisimos que nuestro equipo también se divirtiera, y esto resultó, una y otra vez, en que el trabajo que entregábamos también fuera divertido.

Un buen amigo nos dijo en una ocasión que la simpatía mueve la economía, y desde entonces hemos reflexionado sobre el papel que la diversión juega en nuestra empresa. Desde el día uno le damos un lugar importante al juego, pero siempre lo habíamos entendido como un medio para potenciar el proceso creativo y disfrutar más la semana.

Nunca nos ha gustado la etiqueta de "Agencia Publicitaria", sino que aspiramos a hacer creatividad en campos muy diversos. Por eso recientemente, tratando de perfilar de forma más potente nuestra razón de ser hacia el futuro, empezamos a considerar que quizás la diversión no debía ser sólo un medio, sino un fin en sí mismo. Un objetivo al cual llegar con cada relación que estableciéramos, tanto con nuestro propio equipo, como con nuestros proveedores, nuestros clientes y la comunidad.

Hoy, todavía, la mayor parte del trabajo que hacemos se enmarca en las categorías de Identidad de marca, Producción y Publicidad. Y si haciendo esto nos divertimos y divertimos a la audiencia, cumplimos. Pero si mañana, además, hacemos Desarrollo de producto, Consultoría o Intervención social, nos divertimos y divertimos a nuestros clientes finales, también cumpliremos. Desde esta perspectiva, el tipo de trabajo que hacemos se vuelve secundario y la diversión a lo largo del proceso se vuelve lo más importante.

Todavía no tenemos una definición final de este motor que sentimos tan nuestro y tan natural, pero creemos que divertirnos nosotros y divertir a quienes reciban nuestro trabajo es justificación suficiente para seguir existiendo.

Las personas queremos divertirnos. En primer lugar porque el juego es inherente a nuestra naturaleza, y en segundo lugar porque el mundo, como lo conocemos, es demasiado aburrido. La gente quiere divertirse y está dispuesta a pagar por ello.

Hay quienes tienen la oportunidad de curar el cáncer, quienes pueden subirse a un cohete y conquistar Marte, quienes están aliviando el hambre y haciendo el mundo un mejor lugar para vivir. Nosotros podemos hacerlo más divertido, y al menos lo seguiremos intentando durante muchos años más. Hoy haciendo publicidad. Mañana, quién sabe.

Joel Gutiérrez

Twitter: @thewowisnow

Instagram: thewowisnow

5 Noviembre, 2015 - No Comments!

Columnam | Quiero saltar en las nubes

15 Abril, 2015 - No Comments!

Instantáneas | No sólo hagamos algo bonito

Algunos años atrás, con el lanzamiento de la segunda generación del S40, Volvo™ puso al aire un spot que cerraba con el slogan ‘La ciudad es de todos. Decórala’.

Los primeros autos mejoraban la vida de las personas, porque les permitían ir de un lugar a otro rápidamente. Los primeros anuncios mejoraban la vida de las personas, porque les permitía conocer productos y servicios que querían obtener.

Hoy los autos se han vuelto un problema y la publicidad tradicional también, quizá porque de ambos hay demasiado.

Cada vez es más difícil que un auto revolucione la industria automotriz. De la misma forma, cada día es más complicado que una campaña impacte profundamente la manera en que las marcas se comunican y cómo las personas le damos sentido a la vida.

Hacer algo bonito y ponerlo en el mercado es una aspiración que armadoras y agencias publicitarias deberíamos tener siempre. Pero definitivamente no puede ser la única, porque entonces nos limitamos a ser decoradores, cuando lo que deberíamos hacer es resolver problemas, unos de movilidad y otros de comunicación.

De esto habla Sarah Dayan en su texto Be a problem solver not just a decorator

¿Ustedes qué opinan?

Joel Gutiérrez

Instagram: thewowisnow

Twitter: @thewowisnow

25 Marzo, 2015 - No Comments!

¡Bienvenida a yujo.com.mx!

En día 16 de Febrero dio inicio a esta aventura… una muy buena aventura. Comenzando por Joel y Yuca, que he aprendido bastante de ellos en este mes, particularmente sus términos “raros”, la manera en como “se tienen que hacer las cosas”, los importantísimos “Lunes de Tráfico”, el uso excesivo de “Basecamp”, sus sabrosos “Jueves de Qin”, cómo le meten “feeling” a su chamba y en el tradicional “Relámpago”. Mis compañeros Abril, Aída, Chumy y Tito que han sido muy pacientes conmigo, dándome el apoyo y los conocimientos que se requiere para que una Administradora entre al mundo de los Comunicadores y los Diseñadores. ¡Gracias! Yes Rodríguez

23 Marzo, 2015 - No Comments!

Palabrerías

El fin del mundo o tal vez no

Entre las lluvias y el frío que hemos tenido en estos días, empezamos a bromear en la oficina con que ya era el fin del mundo.  Que no cunda el pánico, esto no va a ser una nota fatalista sobre el fin de los días o de consejos para hacer una bucket list y aprovechar los últimos momentos en esta tierra. La cosa no es tan dramática, pero será aplicable a cierre de ciclos, campañas de publicidad, proyectos, relaciones, tu helado favorito, etcétera.

Es difícil desprenderte de algo con lo que ya llevas un tiempo trabajando y a lo que le has dedicado tiempo, esfuerzo y también tu rango completo de emociones  (la felicidad cuando el texto por fin queda, el coraje cuando el cliente dice “pues está bien” *cara de asco *, la frustración cuando por más que le das vueltas no encuentras un nuevo giro, la realización personal cuando de nuevo encuentras una solución… en fin: emociones),  pero se llega el día en el que el cliente al fin dice que sí, que todo lo que se hizo le gustó, después de modificaciones, edición de textos y un rayoneadero en las paredes de YuJo!  Y ahora sólo queda arreglarlo para la entrega y despedirte.

¡Ugh! Las despedidas… una de las cosas que más odio en esta vida y, por desgracia, una de las cosas que también es muy común. Es tanto mi odio que cuando es algo serio siempre termino llorando y pasando un muy mal día. En fin, aunque en un principio dije que no sería una lista, siempre que voy a pasar por estos procesos sigo ciertos pasos.

  1. No llorar (según yo)
  2. Revisar lo que se hizo y ver todo el proceso
  3. Pensar en los errores que hubo y las posibles soluciones
  4. Tratar de sacar aprendizajes
  5. No llorar (de nuevo)

Suena cursi estar revisando lo trabajado, recordar los aprendizajes y pensar en cómo pudo haber sido mejor la cosa, pero realmente hace más fácil las despedidas y que desprenderte de un proyecto sea más sencillo y no sólo sea algo en lo que trabajaste, sino que también te deje algún aprendizaje para el futuro.

No le decimos adiós, sino hasta pronto o/

Alejandra Sevilla Macip

Instagram: @chusevilla

Pinterest: /mishuu

11 Marzo, 2015 - No Comments!

Columnam

El mal augurio del archivo_Final

En la publicidad, como en cualquier otro campo de trabajo, existen mitos y leyendas en los que puedes creer o no. Pero si un experto te advierte un día sobre algo, es mejor hacerle caso o aceptar las consecuencias.

Hace algún tiempo cuando empezaba a trabajar en esto, y aún no sabía nada de la vida (ahora no es que lo sepa todo, pero sí un poquito más), me encontraba diseñando ciertos menús para un H. Restaurante. Ingenuamente, al primer archivo que mandé para aprobación se me ocurrió nombrarlo fulanitomenu_blablabla_final, a lo que me respondió la vida con un gran “¡JA!” -y además de ella, todas las personas por las que pasó el archivo para revisión; como dije antes, no sabía NADA de nada-. Una buena persona se apiadó de mí y me explicó: “Aída, nunca nombres un archivo con nada que tenga que ver con final o definitivo”. Y claro, si hacemos retrospectiva en el finder de mi computadora, había cientos de documentos escolares llamados archivo_ final, archivo_final02, archivo_final_ok, archivo_final_esteeseldefinitivo, archivo_esteSíeseldefinitivo… pero tal vez ninguno lo fue, no porque fuera malo o estuviera mal hecho, quizá era porque la vida te da con su mazo gigante en la espalda cuando crees que tú eres mejor que ella y te dice: “¿Ah, sí? ¿Con que crees que es el final? ¡Pues nooo! Toma esto, pequeño mortal”.*

En esa ocasión del menú, tuve que cambiar “Sándwich de Atún” por “Sándwich de Salmón ahumado” al menos unas 5 veces, sin contar las que tuve que actualizar los precios de cada alimento y otras muchas pequeñeces, o como diría mi amiga Emilia: puñekeces.

Y a veces, aunque no escribas el final en el nombre del archivo, pero crees que un proyecto es tan sencillo que puedes terminar fácil y rápidamente, ¡Pum! Otra vez está la vida apuñalándote por la espalda.**

Hay proyectos que se parecen a la cosecha de mujeres, por más que uno quiere nunca se acaban.

Esto es muy triste u.u porque uno le va perdiendo el amor a las cosas con tantos cambios y tantas idas y vueltas. Son como proyectos zombies, piensas que ya están muertos pero reviven y te atacan, te comen el cerebro y exprimen todo lo que pueden de ti.
Bueno, no todo es malo, también hay proyectos que aunque no se acaban, cada que los vuelves a abrir sacas cosas buenas de ellos, o más bien les pones cosas que aportan. Ese tipo de proyectos los comparo con los shampoos que no quieres que se acaben y los sigues apachurrando hasta sacarle la última gota, y cuando ya de plano no sale nada abres la tapita y con el dedo sacas lo que sólo tú sabes que queda.

El punto es que desde esa vez del sándwich de atún creí haber aprendido que NO tenía que nombrar así los archivos, hasta que el año pasado tropecé y por un descuido nombré un archivo como si fuera el definitivo pensando que ya estaría Listo!***…

Se volvió un proyecto zombie.

En Dios confío para que ya se acabe (pero desde enero estoy esperando eso -.-).

*La vida es una perra. N. de la E.

**Parafraseando a Bonifaz Nuño: pinche vida. N. de la E.

***Sic.

Aída Morales

Instagram: momidaar

Pinterest: Aída Morales