All Posts in Publicidad

20 Julio, 2016 - No Comments!

Somos buenas ondas | XL

Después de 2 años y más de 100 notas escritas por todo el equipo de YuJo!, decidí cambiar el título de mi sección Somos buenas ondas* a...

(suenan platillos, trompetas, oboes, gritos, ándale wey)

XL

WTF Girl

Silencio incómodo

Todos tienen una opinión sobre publicidad, sobre cómo llevar una agencia, sobre los clientes y sobre la vida. Yo también, pero con kilos de más.

De ahora en adelante, escribiré de lo que más me gusta hacer con lo que más hago: comer y publicidad (o publicidad y comer).

Sin más introducciones, presento la primera entrada oficial de XL:

5 spots de comida que recomiendo

Ya sea por la ejecución o el concepto, seleccioné estos 5 anuncios enfocados en la comida que van desde lo majestuoso hasta lo bizarro **.

Lürpak

La mantequilla que siempre te hace creer que no ganas lo suficiente, también tiene unos spots increíbles: locución impecable, música, fotografía impresionante y un eslogan perfecto.

Nutella

Brief:

Que sólo se vea gente consumiendo.

Que la locución únicamente hable de productos con los que combinen.

Desayuno.

Y que esté chingón.

Snickers

Estuvo en Cannes, no sé si ganó o perdió.

Es un gran concepto con una ejecución muy bien lograda.

Y con Machete y con Steve Buscemi.

Burger King

De la guerra frontal con McDonald's, este épico trolleo.

Calladón de hocico, broder.

Pizza-La

Súper, súper divertido y pegajoso. Me parece chingonsísimo cómo está personificado cada ingrediente. Encuentren al pequeño Hitler.

Jorge "Yuca" Ávila

Instagram: @yucaavila

Twitter: @yucaavila

*Originalmente una frase de Celia. N. del A.

**Según connotación inglesa. No salten. N. de la E.

 

 

23 Junio, 2016 - No Comments!

Al cien | Consejos para una buena oficina

Antes de llegar a YuJo! como practicante ya había tenido otros trabajos, pero nunca uno de tiempo completo, donde pasara 9 horas en el mismo lugar, con las mismas personas. Al llegar aquí me di cuenta que sentirte cómodo en tu lugar de trabajo, sobre todo en cuanto a la relación con tus compañeros y jefes, es esencial para tener las ganas y motivación de levantarte a las 7 de la mañana —al menos yo no era la mejor levantándome temprano antes de llegar aquí—, todos los días, para llegar a la oficina sin jeta y con el empuje de empezar la mañana con la mejor actitud y no sentir el día tan pesado.

No es que quiera presumir que mi ambiente de trabajo sea el mejor (aunque la neta sí) pero he encontrado aquí ejemplos claros de cómo llevarte chido con tus compañeros, cómo vivir en “familia“ en la oficina, y cómo hacerlo una realidad por meses y no sólo las primeras semanas. Me imagino que muchos tienen experiencia con esto, y que probablemente no sea fácil para todos mantener una sana convivencia laboral. Así es que si quieres seguir unos consejos para vivir igual de felices que los YuJo! (según lo que he visto en cuatro meses), lee esta nota sin parpadear y síguelos al pie de la letra:

Acepta tu apodo

Si tu apodo no es ofensivo, no está feo y te da personalidad, acéptalo, quiérelo y hasta abrázalo. Ejemplos en YuJo!: Bebocho, Txutxis, La Viejona y Agril.

Saluda a tus jefes con un “chócalas“ todos los días

El manotazo quita lo incómodo y formal de un beso o un apretón de manos. No subestimes el "chócalas" e inténtalo con tus jefes. Si no les funciona, lee detenidamente el disclaimer del final.

Aprovecha los momentos de convivencia

Ya sea comer juntos, echar un chisme, recomendar una película, caminar juntos a comprar comida, reírte de los chistes de los demás, echar porras en el futbolito o beber las chelas, cualquier momento de distracción en compañía de los demás es mejor y más divertido.

No digas “no“ al futbolito

Jugar "uno a 5“ inesperadamente es relajante, y quedarte fuera es perder uno de los mejores momentos de la mañana. Pro tip: únete al equipo que tenga al mejor jugador.*

Mantente al tanto de tu celular

La convivencia no termina al irnos del trabajo. Comparte con tu amigos de oficina, cada vez que puedas, cualquier cosa relevante que te suceda después de irte. A diferencia de tus grupos de amigos, siempre habrá alguien que te conteste, quizá pensando que era una emergencia o una invitación a fiesta.

Comparte el moncho

Nunca se debe pedir comida, ir al Oxxo o comer un moncho sin preguntar antes “¿alguien gusta?“. El respeto al antojo ajeno es la paz y es grosería dejar a los demás con las ganas y agallón en la lengua.

No distraigas tanto

Al principio no entendía por qué en YuJo! todos hablaban por Telegram. Después comprendí que es una manera de no distraer a los demás, pues así cuando tengan chance, lo revisarán y te contestarán. Extra: también pueden tener un momento de karaoke en el mensajero sin lastimar los oídos de los demás.

Junta de tráfico

En YuJo! compartimos cada lunes, BREVEMENTE**, los momentos más importantes de nuestro fin de semana (normalmente se extiende más de lo pensado), donde aprendes y te interesas sobre lo que les gusta y sucede en la vida de los demás. Hazlo con todos tus compañeros y conoce desde qué lugar nuevo para cenar les gustó, hasta qué día del fin de semana lavan.

Respeta los acuerdos

No dejar tantas salsitas en el refri, utilizar el baño indicado según la necesidad y cualquier otro acuerdo que tengan: RESPÉTALOS, no hace falta decir por qué.

Si crees que tú la pasas bien en tu horario laboral, y que cumples con estos básicos requisitos, ¡felicidades, eres un buen compañero! Si no, ve al súper, compra moncho y es tu momento de empezar.

PD: Gracias a mis compañeros de YuJo!, estoy feliz aquí 🙂

*Yo siempre digo “no“ al futbolito porque no me gusta perder pero he optado por ver desde cerca, echar porras y emocionarme (también cuenta, ¿no?). N. de la A.

Aline Flores Nonaka

Instagram: @alinenonaka

Twitter: @alinenonaka

Disclaimer: No me hago responsable de ningún error, quedada en ridículo, pleito o despido provocado por seguir alguna de las pasadas recomendaciones. Cada quien es responsable de sus actos.

**"Brevemente" puede variar de cinco a 35 minutos por persona, según el nivel de detalle que cada quien quiera compartir. N. de la E.

15 Junio, 2016 - No Comments!

Especialidad, broder | Consejos compas

Supongamos que entras a una librería, en donde miles de libros sobre los estantes reclaman tu atención. Sin embargo, hay un título que destaca por su sobriedad en un mar de portadas llamativas: Damn Good Advice (for people with talent).

En ese título encontramos muchas palabras que levantarían la sospecha de cualquiera. Sin embargo, si se va acompañado de Yuca, diría algo así como “¡Ándale, wey!”, y terminarás por leer el libro. Por este motivo, me gustaría compartirles algunos de los puntos que más me llamaron la atención de esta lectura.

George Lois

Se podría decir que Lois es un tipo que nos incita a no seguir las reglas. Persigue ardientemente sus ideas, que muchas de las veces se anteponen a lo establecido. Su trabajo nace del instinto, siempre en búsqueda de lo que denomina “la gran idea”, o colocar las virtudes de un producto en el corazón y cerebro del observador. Aunque puedan haber ciertos paralelismos, odia cualquier comparación con Don Draper, particularmente en el aspecto físico: dice que él está más guapo.

imagen tomada de adcglobal.org

Lo estuvo. Quizá.

Una buena creatividad comunica en un nanosegundo

No es ningún secreto que una idea simple y memorable es el primer paso para una excelente publicidad. Sin embargo, basta salir a la calle y observar algún espectacular para darnos cuenta de que este principio es la excepción y no la norma. Alguna vez había escuchado que si no puedes explicar tu idea en menos de 5 minutos, lo que se tiene es un buen verbo que servirá con algunos clientes, pero que definitivamente no garantiza un lugar en eso que llamamos buena publicidad.

No escuchar música cuando se busca la gran idea

Escuchar música durante el trabajo es una buena prestación laboral —específicamente cuando se hace una tarea rutinaria que no requiere mayor atención—. Sin embargo, según Lois, se puede convertir en un obstáculo a la hora de estar en búsqueda de la gran idea, ya que tu canción favorita te puede abrazar y llevar a otros lugares en los que probablemente no deberías estar.

Buscar inspiración

El trabajo creativo requiere hacer uso de cualquier elemento visto, leído o escuchado, por lo que se hace imperativo estar en una fase continua de asombro y apertura hacia aquellas cosas que pueden dar pie a una buena idea. En este caso, el señor Lois nos recomienda asistir al museo local en búsqueda de inspiración. Esto viene de un neoyorkino que puede ir al Museo Metropolitano religiosamente cada domingo. ¿Alguien sabe qué están exponiendo en el MAZ?

Estar ahí

Las oportunidades aparecen cuando menos se esperan, y se debe estar en el lugar y momento correcto para tomarlas. Es así como Lois nos narra cuando Quaker Oats, establecida en Chicago y que contaba con la regla de trabajar con locales, lo contactó para ser su nueva agencia. Al recibir la llamada en la que se les informaba que no serían elegidos por la distancia, Lois y sus socios tomaron el primer avión a Chicago y llegaron justo cuando los directivos regresaban de comer. Así, Lois les demostró que los 1,300 kilómetros no eran un obstáculo, y que se debe hacer que las cosas ocurran e impresionar a los clientes no sólo con el trabajo, sino también con la actitud.

Encontrar a el/la adecuada

Encontrar a la persona ideal puede ser una idea relegada a los guiones de Hollywood. Quien haya estado en una relación, friendzoneado o cualquier estado sentimental, sabe que el amor es un tema que debe tratarse con un traje a prueba de radioactividad. Sin embargo, Lois nos cuenta que desde que vio a su esposa Rosemary, supo que había encontrado su fuente de inspiración en la vida y su trabajo. Si alguien conoce a una chica que aún crea en esas cosas, sean amables y pásenme su Tinder.

Chillax

Quizá esto parezca un consejo impreso y reimpreso en un libro de superación personal, pero Lois nos recomienda trabajar con pasión y una sonrisa en el rostro. Particularmente en la industria creativa, en donde las cosas deben fluir con el mínimo de ansiedad. Para Lois, aunque a veces las circunstancias no sean las más favorables, aún se puede decidir qué clase de trabajo quiere uno hacer —"nadie te puede detener de llegar a tu felicidad".

Dar consejos en el terreno creativo puede levantar suspicacias y, como cualquier otro libro, la experiencia y el momento de la vida de cada uno decidirá qué cosas tomar y qué dejar en el camino.

Si se llegan a encontrar este volumen, vale la pena revisar la cartera, y si el presupuesto lo permite, pasar a la caja a pagarlo. O si adoptamos la actitud de George Lois, lo guardamos discretamente bajo el brazo y nos dirigimos rumbo a la salida con la esperanza de que el detector no suene.

Ustedes deciden.

George Lois

Damn Good Advice (for people with talent!)

Phaidon, 2012

Gustavo “Bebocho” Ramírez

gustavo@yujo.com.mx

19 Mayo, 2016 - No Comments!

Stay chido! | Bitácora del Profe-Tito

Recientemente terminé semestre y se celebró el Día del Maestro. Qué mejor momento para compartir una serie de imágenes que retratan y explican, mejor que mis palabras escritas, estos seis años y medio en los que he impartido la clase de Branding Básico en el ITESO. Esta es una memoria gráfica de lo que he traducido como más relevante.

Clase

Proyectos de Diseño IV

Lic. Diseño Integral

Academia de Comunicación

Sexto semestre

ITESO

Blog_Maistro_00

Numeralia

13 generaciones

105 alumnos

208 clases

448 horas

2 a 3 horas invertidas los domingos en asesorías vía correo electrónico

24 invitados (diseñadores y creativos reconocidos)

1 manifiesto inconcluso del salón

39 proyectos

16 exposiciones finales

Sólo 5 alumnos han sacado 9

2 temblores

1 blog / brandingdong.tumblr.com

 

Blog_Maistro_01

Manifiesto inconcluso

Blog_Maistro_02

Siguiendo las manecillas del reloj: Zinegraph, Laura Méndez (Menta), Rodo Morfín (Forma), René Tapia.

Proceso / Metodología / Creatividad

Blog_Maistro_03 Blog_Maistro_04 Blog_Maistro_05 Blog_Maistro_06

De la A a la F los alumnos van aprendiendo, según una serie de tareas por cada inciso.

Técnicas

Blog_Maistro_07 Blog_Maistro_08

Resultados / Exposición

Blog_Maistro_09 Blog_Maistro_10 Blog_Maistro_11

Créditos de las imágenes: OBARDO JUÁREZ / ARTURO MARTÍNEZ / MAITE AMAIA / PAOLA JOYA / GABRIELA DÍAZ / CARLA REYES / MARTHA OROZCO / ADRIANA DELGADO / ALEJANDRA MURILLO /DÉBORAH MOLOEZNIK / IGNACIO BUTCHART / DANIELA ROMERO / RUBÉN ALVAREZ / ANA CECILIA BARRAZA / HOMERO RAMOS / MARCELA RODRÍGUEZ / ANAIS GONZÁLEZ / DIANA PEÑA / ALEJANDRO CALDERÓN / ANA ROCIO REYES / JULIO RAMIREZ / SALUD GALINDO / CHRISTA RAMIREZ

Instrumento de Apreciación Estudiantil / Extractos

Blog_Maistro_12

Blog_Maistro_13

Blog_Maistro_14

Conclusión

Mis alumnos me definen: que estoy loco, que soy disciplinado, pesado, clavado, estricto, ambiguo, exigente, etc; y sienten odio y agradecimiento a la vez.

No tengo una conclusión clara, es algo que está en proceso, se modifica cada semestre, cada hora de clase y es diferente con cada uno de los alumnos que ha pasado por mi salón. Incluso el branding y las marcas en general cambian todo el tiempo. Es complejo enseñar y a su vez aprender; no soy maestro de profesión, soy diseñador y reconozco que tengo que mejorar, entre muchas otras cosas, el modo en que señalo los errores, a veces se me olvida y exijo como me exijo a mí mismo.

No todos los alumnos tienen el mismo grado de pasión, entrega y talento, lo que vuelve aún más compleja la enseñanza. Todavía no sé qué tan efectivo es, pero intento que todos estén en un mismo nivel o, cuando menos, experimenten la realidad de los procesos y técnicas que, en mi experiencia, funcionan a la hora de diseñar en un ambiente colaborativo. Como quien dice, que todos aprendamos de todos; al final la creatividad y el esfuerzo también se contagia.

Algo con lo que me siento muy cómodo, y que se ha mantenido estos años, es que el proceso lo vale todo, es base de la clase y de la calificación. Sin un proceso bueno, no habrá un resultado bueno.

Finalmente una buena preparación profesional le dará más valor a nuestra profesión ante los empresarios y emprendedores, generaremos una competencia honesta, sana y digna entre nuestro gremio.

Gracias a todos los ex-alumnos por enseñarme.

Tit

Instagram: titorama

Tumblr: brandingdong.tumblr.com

11 Mayo, 2016 - No Comments!

Somos buenas ondas |Di “¡no!” al auto espaldarazo

Yo Majestad me he servido en nombrarme director creativo de la empresa que acabo de formar.*

*En la ceremonia de coronación.

Soy valiente, la armo con la espada (nunca he peleado, pero me grabé un video y se ve chido), ya me compré mi armadura por Internet y mi papá me regaló un caballo.  No hay duda de que soy un caballero.

 

A lo mejor antes no había tantos espacios para llenar tu biografía y hoy puedes convertirte en esa persona que quieres, sin tener que hacer prácticamente nada. Por eso estamos llenos de CEOs, directores creativos, gurús, estrategas, founders y leyendas vivientes.

Cuando empezamos YuJo!, el concepto de “emprendedor” me sacaba ronchas. Todavía me causa conflicto el “emprendo para no tener jefe”.  Creo que ese furor ha generado muchos negocios de papel y una noción falsa del patrón y del empleado.

También es parte de este mundo publicitario tan lleno de charlatanes, que envuelven a clientes en palabrejas domingueras, o “sunday words” como ellos mismos las llamarían, con resultados tan baratos como 1000 tarjetas de presentación.

 

Imaginen a alguien muy motivado que despierta decidido a ser un neurocirujano:

*Lee unos artículos online*

 *Ve un par de videos tutoriales*

*Ofrece lobotomías a precio competitivo*

*Los neurocirujanos reales se burlan de lo mal hechas que están sus lobotomías*

 

Todos debemos llevar un proceso de aprendizaje, de errores, de triunfos: de ganarte el puesto, más allá del glamour.

Crear una empresa debe de ser por algo más que poder levantarte a la hora que quieras o ponerte el puesto que más te guste como suene. Debería ser más que actuar como el Peje, que se autonombró presidente.

Jorge "Yuca" Ávila

Instagram: @yucaavila

4 Mayo, 2016 - No Comments!

Instantáneas | ¿Quieres mejores agencias? Retroalimenta

No siempre trabajé en publicidad. Pero cuando conocí este mundo, junto con la terminología y la jerga, con los nombres de las leyendas y las mañas, conocí la dinámica del pitch, que en otras industrias se conoce como licitación y que en cualquier otra profesión funciona de forma más clara.

Cuando empecé a participar en pitches, tuve la suerte (sí, suerte) de ganar varios clientes / proyectos seguidos y me enamoré de la sensación de ganar tanto al cliente como a las demás agencias. Es tan frívola la dinámica de un ganador y muchos perdedores, que la ilusión de ser mejor que los demás infla el ego fácilmente. Luego perdí varios pitches seguidos y viví con esa misma intensidad la contraparte, hasta el punto de preguntarme si de verdad servía para esto.

No sé cuándo y dónde se acostumbre competir preparando una cotización, pero en publicidad las marcas esperan de las agencias que, sólo para concursar, se haga el trabajo completo o al menos la parte más importante, que es la idea.

Últimamente, con una visión mucho más sensata de lo que implica un pitch, he escuchado voces como la de Raúl Cardós que señalan el daño que los pitches le hacen a la publicidad (porque empujan a las agencias a trabajar y presentar de forma gratuita lo más valioso que pueden ofrecer: su creatividad).

También he escuchado y creído que publicistas con la trayectoria de Cardós pueden darse el “lujo” de rechazar una invitación a crecer su agencia y ganar visibilidad, pero que para una agencia pequeña, como la nuestra, hay épocas en las que un pitch, por arriesgada que sea, es la única apuesta posible.

Creo que los pitches, como los organizan la mayoría de las marcas en México, están de la chingada: he perdido contra propuestas elegidas por razones contradictorias a lo que el brief establece y también he perdido contra propuestas elegidas a partir del gusto personal. He perdido pitches donde no se elige a un ganador, el proyecto nunca sucede —y todas las agencias perdemos—, y hasta he ganado proyectos que nunca se vuelven realidad.

No tengo una postura definitiva respecto de cuándo y cómo aceptar o rechazar las siguientes invitaciones que reciba de este tipo, pero sí creo que es necesario elegir con cuidado en qué pitches participar.

Lo que sí tengo es esta certeza:

Perder un pitch es malo.

Pero perder un pitch y no aprender nada es terrible.

La mejor forma de aprender de un pitch es a partir de la retroalimentación del cliente. Lamentablemente, la mayoría de las agencias no estamos acostumbradas a preguntar en qué fallamos y la mayoría de las marcas no están dispuestas a decirnos qué pudimos hacer mejor.

Así no se puede mejorar y, tanto agencias como marcas, nos condenamos a repetir los mismos errores. Así, la calidad de la creatividad, la comunicación, la publicidad se estancan y seguimos escribiendo notas sobre lo mal que está la industria.

Las veces que yo he perdido un pitch y he solicitado retroalimentación he recibido de todo. Desde nula respuesta, hasta mensajes explicando que se eligió a otra agencia porque hubo más click con ella. Pero el mejor ejemplo de lo pobre que es la cultura de la retroalimentación en publicidad y, específicamente en el contexto de los pitches, es ésta:

No acostumbro

La peor respuesta del siglo

Considerando el tiempo que una agencia le dedica a entender el problema, preparar una propuesta, cotizarla y presentarla, me parece una grosería que una marca no le dedique ni un puto correo a ampliar la visión del proyecto, a rescatar el valor que cada equipo aportó y a ponerlo en perspectiva. La misma marca ganaría mucho de este proceso.

Si una marca se toma el tiempo de reunirse con varias agencias para pedirles que trabajen para ella sin ninguna garantía de contratarlas, debería también tomarse el tiempo para agradecer, retroalimentar y concluir el proceso de forma profesional y respetuosa.

Sin embargo, en las grandes empresas, los responsables de conducir este tipo de procesos tratan a sus proveedores como si fueran desechables. Tal como las grandes empresas los tratan a ellos.

Probablemente los pitches no desaparezcan, pero voto porque sean cada vez más claros y dignos. Esto no es sólo responsabilidad de las marcas y los directores de mercadotecnia, también es responsabilidad de las agencias.

Yo ya empecé escribiendo esta nota; si estás de acuerdo empieza tú también por compartir este mensaje con tu agencia si eres cliente, con tu cliente si eres agencia y con tus alumnos si eres profesor. Lo primero para elevar la calidad y mejorar las condiciones de la publicidad en México es hablar entre nosotros. Si comentas o compartes tú también ya empezaste.

Joel Gutiérrez

Twitter: @thewowisnow

Instagram: thewowisnow

7 Abril, 2016 - No Comments!

Especialidad, broder | ¿Chavo o Ruco?

Ya todas las personas de mi edad han escuchado esos lugares comunes hasta el cansancio: salir toda la noche es un calvario, las crudas son tan destructivas como el dengue y que te pidan identificación a la entrada del bar se vuelve un cumplido.

Así es, yo también he experimentado en carne propia esas injusticias que sufren aquellos que aún no se deciden a ser señores de tiempo completo o los que ya no reciben la respuesta que esperaban de su cuerpo durante una noche de fiesta —sobretodo al día siguiente, cuando los efectos son catastróficos y el “No lo vuelvo a hacer” se eleva como una plegaria no escuchada por Dionisio.

Hace ya algunos años, James Dean se convirtió en el primer adolescente americano en una época en la que o se era niño o adulto. Ahora, creo que nos hace falta un término menos agresivo y falto de imaginación como se nombra a mis similares —una tribu urbana conocida como chavorrucos. Y aunque el término "tribu urbana" remita a un grupo de jóvenes, en este caso la juventud es algo que si no es rebosante en nosotros, tampoco es algo que nos falte. Nos encontramos en un extraño limbo.

Es bastante claro que vivimos en una sociedad que tiende a las dicotomías; equipo local A o B, heterosexual o de ambiente, de este lado o del otro de la calzada. Nuestra realidad parece moverse entre absolutos; el problema llega cuando se encuentra algo que no cabe dentro de las categorías conocidas: se entra en un área gris en la que te comienzan a ver extraño y se busca un término para identificarte. Como decía Elias Canetti en su monumental libro: “Nada teme más el hombre que ser tocado por lo desconocido. Desea saber quién es el que le agarra; le quiere reconocer, o al menos clasificar. ”*

Es entonces cuando comportamientos como bailar animadamente en una pista llena de adolescentes, salir con chicas más jóvenes, comprar una moto o simplemente quedarse en casa un sábado por la noche se vuelven señales inequívocas de que se es chavorruco, aquellos que se aferran a un momento que ya se ha ido.

Que la vida es un tren que se mueve a alta velocidad no es ningún secreto. Los años pasan a una velocidad frenética. Nos apeamos en ciertas estaciones de la vida pero continuamos siendo pasajeros en conexión. Supongo que cada quien vive el viaje como quiere, sin importar realmente la edad —el tiempo que tenemos es limitado y muy pronto estaremos más llenos de arrepentimientos que de buenas memorias. YOLO.

A fin de cuentas, hay una frase que debe estar guardada en los corazones de todos los mortales; ”Yo sí estaba en onda, pero luego cambiaron la onda y ahora la onda que traigo no es onda, y la onda de onda me parece muy mala onda y te va a pasar a ti."

*Les dejamos de tarea encontrar cuál monumental libro se cita. N. de la E.

Gustavo “Bebocho” Ramírez

gustavo@yujo.com.mx

26 Febrero, 2016 - No Comments!

Instantáneas | Nuestra oficina no se crea ni se destruye, sólo se transforma

Después de tres años en Ámsterdam, el 1 de febrero nos mudamos.

Lo primero que nos preguntaron fue por qué y la respuesta fue muy sencilla:
estábamos hartos de trabajar en una oficina que no nos gustaba por completo.

Acostumbrados a manejar hasta la zona de la Minerva, la idea original fue remodelar la casa que rentábamos, pero la falta de visión de nuestra casera y su hijo nos obligaron a buscar un nuevo espacio. Decidimos no hacerlo solos, así que invitamos a Decimal® para encontrar juntos "la oficina ideal".

En septiembre establecimos los criterios más importantes para nosotros y empezamos a calificar opciones con esta prioridad:

  1. Un espacio abierto, sin divisiones ni muros intermedios.
  2. Al menos 200 metros cuadrados.
  3. Al sur de la ciudad.
  4. Con estacionamiento.
  5. En una zona segura y agradable.

Y así, con estas características, la opción lógica resultó ser una bodega.

Encontramos dos o tres que reunían todas estas características, con excepción de la última, pues, aparentemente, hoy en Guadalajara no hay una zona industrial que albergue de forma natural oficinas y espacios para crear. Cuando reconocimos que el entorno de todas las bodegas que nos gustaban era más bien hostil, empezamos a pensar en un edificio de oficinas.

Nuevamente, hubo algunas opciones interesantes, pero en todos los casos los espacios que proyectamos dentro de un edificio nos parecían grandes cajas de zapatos donde nos podíamos ver  encerrados e imposibilitados para hacer, por ejemplo, una carne asada, lo que nos hizo descartar este formato.

Dijimos que no volveríamos a rentar una casa, pero Yuca, entre interminables recorridos por zonas que nos atraían, encontró una que desde fuera prometía una combinación ganadora: Chapalita, 300 metros cuadrados, un patio lleno de plantas, tres lugares de estacionamiento y una renta razonable. Todo empaquetado en el estilo original con el que se construyó esta zona hace más de 50 años.

Noviembre se estaba terminando y con él se nos iba el 2015, así que después de una intensa negociación de condiciones, firmamos el contrato de arrendamiento y empezamos a empujar los límites estructurales de la casa para acercarnos lo más posible al espacio que habíamos imaginado.

Decidimos, por primera vez, invertir en un lugar ad hoc al tipo de organización que somos y el tipo de trabajo que hacemos, así que nuevamente enlistamos las prioridades sobre este inmueble en particular y empezamos.

photo_2016-02-26_13-18-57

Menos muros, más comunicación

Esta finca se construyó en etapas y por esa razón, la mayor parte de los cuartos está en la planta baja, pero como sucede en todas las casas, cada espacio se delimita por muros y puertas que a nosotros nos estorbaban.

El inquilino anterior, no conforme con las separaciones que ya tenía la casa, subdividió algunos espacios con tablaroca y lo primero que hicimos fue quitarla. Inmediatamente ganamos luz y ventilación, pero también, sin querer, entramos en un frenesí por derrumbar todo lo que fuera posible y que se volvió, por mucho, el aspecto más complejo, costoso y tardado del proyecto.

Empezamos por un muro de carga al que originalmente se le haría una simple ventana. Pero una vez que empezamos a explorar, Pablo Javelly nos explicó que podríamos sustituir ese muro y otro más por una estructura de columnas y vigas que dejaban, prácticamente, toda la planta baja comunicada.

Nos encantó la idea y, a partir de ahí, todo fue demoler. Las ventanas se volvieron ventanales de piso a techo. Las puertas que daban al patio se ampliaron y los árboles viejos se removieron para dejar lugar a nuevas plantas que permitieran la entrada de más luz y tuvieran coherencia con la casa.

El piso era de chile, mole y pozole, así que le pedimos a Decimal® remover el viejo mosaico del patio, y los muchos estilos del interior, para tirar concreto pulido dentro y un mosaico en el exterior que emula la paleta de color en nuestra marca. Aprovechando que el piso se haría nuevo, le pedimos a Nomadat® que diseñara una red de luz, voz y datos que corriera por debajo de nosotros, de tal forma que las salidas quedaran en el piso y tuviéramos la menor cantidad de cables a la vista.

Las piezas del patio fueron cuadros de 20x20, y habiendo 4 colores por usar, las combinaciones que se podían hacer con este mosaico parecían infinitas. En total, se usaron en el patio cerca de 2,200 piezas, y entre un fin de semana y un par de noches bastante largas, organizamos pieza por pieza la ubicación que tendría cada una.

tilma249_maderaymosaico_interior (2)

También colocamos algunas piezas sueltas en el interior para dar la sensación de degradado: el patio se metía en el concreto pulido y el concreto se entrelazaba con el mosaico de colores. Para unir ambos espacios concebimos un pequeño puente de madera, que también empieza y termina de forma irregular pero modulada en los mismos cuadrados de 20 centímetros por lado.

Luego vino una decisión difícil pero necesaria. La cocina y el área común quedarían casi conectadas, pero las separaba un pedazo de la cochera. Surgió la posibilidad de levantar el piso de esa sección y plantar un árbol para hacer una especie de jardín interior, pero esto significaba sacrificar un lugar de estacionamiento y nos preguntamos qué preferíamos ver a través de la ventana: si un auto o plantas. La respuesta fue obvia, así la casa quedó con menos cochera de la que recibimos.

La cocina se replanteó por completo. De una gran escuadra, con horno y una barra de acero inoxidable, pasamos a una pequeña barra de granito en otro lugar y sólo con lo imprescindible para dejarle espacio a una amplia mesa de comedor.

Finalmente, los muebles de baño se renovaron y se replicó la cuadrícula del patio en el muro del fondo del sanitario principal, donde también agregamos, para regocijo de las damas, un mingitorio ecológico.

Al final de cuentas, nuestros vecinos, con quienes hemos empezado una buena relación, lo dijeron con gran precisión: "se están acabando la casa". Y es cierto que hoy este lugar no se parece en nada a la casa que estaba anunciada. Han sido ya semanas de trabajar confinados a la planta alta, de hacernos escuchar entre fuertes ruidos y de regresar a casa con el cabello lleno de polvo, pero todo ha valido la pena.

Además de terminar con un lugar como el que buscábamos, el proceso de concebir, diseñar y ajustar los volúmenes, materiales y colores que conforman el espacio, ha sido casi como un proyecto más de YuJo! Creatividad Aplicada ®. Al final, junto con Decimal® y Nomadat® hemos creado un nuevo espacio.

No sabemos cuánto tiempo estaremos aquí, pero mientras dure, disfrutaremos más cada día. Si quieres visitar nuestra nueva oficina, bienvenido. Ya estamos en Tilma 249 y pretendemos quedarnos mucho tiempo más en este lugar.

Joel Gutiérrez

Twitter: @thewowisnow

Instagram: thewowisnow

6 Enero, 2016 - No Comments!

Se parece tanto al amor | Lo que aprendí en el 2015

Antes pensaba que había dos tipos de ciclos: aquel en el que aprendías, y aquel en el que no. Si ponías atención, trabajabas y hacías fotografías mentales (las de Instagram no cuentan), te quedas con un aprendizaje. Si no, te pasa de noche. O, hasta peor: olvidas lo que ya sabías, tal y como Milhouse.

Captura de pantalla 2016-01-06 a las 4.02.50 p.m.

Frase célebre

Pero no. Como no somos materia inerte sin fibras receptoras, llámense oídos, nariz, piel, poros o lo que quieran, todo lo que pasa a nuestro alrededor se nos queda, en mayor o menor medida, dentro de la memoria. Y aunque la memoria juegue con sus propias reglas o no sepamos interpretarlo desde el comienzo, todo lo que nos ha tocado dejó su marca. Así que ahora comparto esas cosas de las que me doy cuenta, sólo porque tuve oportunidad de pensar el 2015 con todo y mi miopía, mi mal oído, mi mirada distraída y el tiempo que se me fue entre un suspiro y un largo, lento y doloroso solo de gaitas en un cuarto oscuro.

Lección 1: aprovecha las oportunidades

Hay más de una razón para no abrir una puerta, y todas son válidas. Es mejor evitar cualquier sorpresa y cuidar la presión arterial, la tranquilidad y esa parsimonia que nos da la bien ponderada Zona de Confort. Sin embargo, este año puedo comprobar con dos ejemplos que más vale arrepentirse de hacerlo, que de no hacerlo.

En nota personal, me animé a publicar textos míos en la editorial Paraíso Perdido, un proyecto de pura fe y perseverancia que, creo yo, está comenzando a ver los primeros frutos de un buen trabajo que inició hace 10 años. Cuesta admitirlo, pero si no es porque el editor, Antonio Marts, no me hubiera tenido tanta confianza y me hubiera insistido, mis cuentos seguirían en el cajón. Seguro hay quien piensa que ahí estarían mejor, pero, pues qué diablos, ya lo hice y veo que comparto páginas con otros más consumados y talentosos (Édgar Velasco, Berenice Castillo, Nydia Pando, Manuel Fons, Cástulo Aceves, et al.) y no se siente nada mal.

En una nota externa, me gusta citar el ejemplo de la camioneta gris como parábola de las oportunidades. Seguro lo recuerdan: una mujer pierde su camioneta pick-up Nissan 1991 y lo comparte en redes sociales. Como no tiene foto, sube un dibujo al más puro estilo "bolitas y palitos", de su vehículo, color gris y techo negro, para que la gente pueda ubicarla si la encuentra. Se convierte en un meme instantáneo. Hasta Récord adoptó su estilo y diseñó una de sus portadas con un dibujo malhecho, lo cual demuestra que todavía hay editores de periódicos con ganas de divertirse. Otras marcas se subieron al tren, pero la que debió convertirse en la reina fue Nissan, de quien no encontramos ejemplos dignos de mención.

Chevrolet lo hizo muy bien.

Desde su agencia de Monclova, Chevrolet contactó a Zaira, la dueña de la camioneta (que sí recuperó, por cierto) e hizo un video con ella que subió a su página de Facebook. En él, Zaira declaraba que si llegaba al millón de Me Gusta, recibiría una camioneta S10 de regalo.

¿Lo logró?

¡Claro que sí!

Captura de pantalla 2016-01-06 a las 3.56.07 p.m.

La marca prometió y cumplió, y eso que la camioneta original no tenía nada qué ver con ella. Albricias, no sólo a quien se le ocurrió, sino a quien se animó a hacerlo realidad. De hoy en adelante, servirá como ejemplo de un buen servicio, estrategia de contenido y marketing sin que tengan que gritarle primero en redes sociales, algo rarísimo en estas épocas tan oscuras y tiranas.

Lección 2: si quieres algo, sólo tienes que pedirlo

Hay artistas que esperan toda la vida a que un caza talentos los descubran. O que la lotería haga lo que con trabajo tal vez podríamos alcanzar, en una proporción menos desmedida, pero sí suficiente. Un día recordé que en YuJo! todos podemos crecer, y que si alguno de nosotros quisiera tomar un curso para mejorar alguna de nuestras habilidades, se podría hacer un trato. Así que un día toqué la puerta y sugería una coinversión para un curso de ilustración, y YuJo! accedió.

Fabulantástico.

Lección 3: si creas algo, déjalo ir. Si los fans te lo regresan, es porque era tuyo. Si no, es que nunca lo fue

A continuación, dos películas, de dos George, que tuvieron un buen resultado gracias a dos situaciones distintas.

Mad Max: Road Fury

Esta historia nació en 1979 de la cabeza de George Miller, un guionista australiano que ha escrito, entre otras cosas, Happy Feet (lo sé). Mad Max se convirtió en su trabajo más icónico.

Luego de más de 30 años, Miller decide que quiere otra cinta de Max, pero sin Mel Gibson y con una mujer protagonista. Nadie le puso peros. Sólo el tráiler fue suficiente para enchinar la piel de quienes nos lo encontramos y deseamos tener un boleto para su estreno lo antes posible. No rompió récords arrolladores de taquilla, ni fue un hito en preventa. Pero todos los que entramos y salimos dijimos "Qué bueno que Miller se hizo cargo", porque no sólo sabe contar una historia (con planos perfectamente centrados, a pesar de todo el movimiento) y mantener la tensión, sino que también, parece, escucha a lo que los espectadores quieren ver.

Star Wars: The Force awakens

Es tan lugar común, que quizá muchos de los que dicen amar a Boba Fett no sean más que un montón de borregos que proclaman odio por La Amenaza Fantasma sin haberla visto. ¿Y saben qué? Eso es lo de menos. Lo que la mercadotecnia y sus personajes han hecho con esta historia va más allá de todas las aspiraciones que cualquier marca podrá alcanzar. George Lucas tomó un montón de películas, mitos y escenas, las revolvió en una sola película y luego dejó que su esposa le ayudara a ordenar su desmadrito, que resultó en A New Hope y en la nueva obsesión que está por cumplir 38 años.

En 1980 aventó The Empire strikes back, con Carrie Fisher en bikini metálico, y en 1983 vendió The return of the Jedi con la mano en la cintura. Millones de dólares en mercancía después, Lucas creyó que ya era tiempo de más Star Wars y lo arruinó, o-lím-pi-ca-men-te con con el infame Episodio I. Maldita precuela. Por eso cuando se anunció que Disney iba a retomar la saga, todos perdieron la fe en la humanidad. Hasta que J. J. Abrams dijo que estaría involucrado --y eso que se aventó Star Trek antes. ¡PUM! Un director para gobernarlos a todos [los nerds]-- y se dijo que Lucas no estaba en ningún proceso creativo importante, porque la intención era hacer una película para los FANS. Fe renovada.

Se comparte el primer tráiler oficial: es la locura mundial.

Rompió récord de preventa (mundial), es la cinta más taquillera de la historia de Estados Unidos, la Tierra de las Grandes Producciones y sólo nos dejó con ganas de la octava entrega.

Awesome.

Y esto fue lo que aprendí en el 2015, sin esforzarme tanto. Se parece tanto al amor...

Abril Ambriz

Instagram: ladyprovolone

Twitter: @ladyprovolone

Tumblr: ladyprovolone

2 Diciembre, 2015 - No Comments!

Instantáneas | R.I.P. Parallel

Hace casi un año publiqué en este blog un panorama de agencias y estudios creativos en Guadalajara elaborado por los estudiantes de Publicidad del ITESO, de quienes soy profesor de asignatura.

En aquel ejercicio que fue ampliamente comentado por representantes de las organizaciones implicadas, se etiquetó a cada equipo según su perfil para después ubicarlos a todos en 3 mapas de posicionamiento.

Hacia afuera, unos transmitían más juventud y otros más experiencia. Unos parecían moverse por el negocio, otros por la pasión y otros por un equilibrio entre ambos. Las agencias y estudios creativos también se organizaron en este análisis de acuerdo a lo que parecía ser su prioridad: el cliente o la creatividad.

 

photo_2015-12-02_18-18-26

 

Pero lo que nunca se puso de manifiesto fue el entusiasmo con el que trabajaba cada uno, la convicción con que buscaban volver cada proyecto memorable o la determinación de volverse relevantes más allá de nuestra ciudad.

El ejercicio nunca fue una competencia, pero si tuviéramos que elegir a un ganador usando sólo estos últimos criterios, ese tendría que haber sido Parallel, el equipo encabezado por Rubén Álvarez, Christian Poiré y Jorge Martínez que recientemente bajó la cortina y dejó de operar con esta configuración y nombre.

Durante su breve existencia, Parallel se distinguió por muchas cosas, todas relacionadas con su juventud. Y esto es algo bueno, si consideramos que el resto de los equipos que se han ganado un lugar en la escena local parecería haberse instalado cómodamente en su respectiva trinchera para cambiar lo menos posible y mantener el status quo.

Parallel tuvo también detractores y coincido en que faltó tiempo para que encontraran un estilo propio que no fuera una intepretación de una tendencia global, pero siempre fue claro que tenían más ganas de trascender que la mayoría.

Si algo caracterizó a Parallel durante este tiempo, fue quizás que siempre se atrevieron a intentar lo que querían. Y eso se va perdiendo con el tiempo. Uno se cansa, se llena de miedo, se conforma y se olvida poco a poco de la organización que quiso ser cuando abrió la puerta.

En ese sentido da gusto que nunca pudimos ver un Parallel cómodo, sino que hasta el último día Jorge, Christian, Rubén y su equipo parecían inconformes con la forma en que los empresarios tapatíos valoran la creatividad y el diseño, con el papel que los creadores mexicanos juegan a nivel internacional y con lo que una marca puede llegar a ser, aun cuando tiene un origen modesto.

Me tocó trabajar con Parallel cuando nos propusimos preparar un rediseño no solicitado de la identidad y el empaque de Valentina® y, aunque el proyecto nunca fue implementado por la marca, durante ese tiempo nuestro equipo y el suyo se volvió más cercano.

Me consta que sabían divertirse y así lo demostraron en las reuniones que compartimos. Pero también sabían trabajar y siempre aspiraban a elevar la calidad de la comunicación de las empresas para las que trabajaron.

Como todas las demás organizaciones, Parallel tuvo aciertos y errores. Pero al menos yo siempre veré con cariño a estas personas que aún a pocos años de haber empezado mi propio equipo, me hicieron recordar tantas veces la época de YuJo! en la que teníamos todo por ganar.

No sé si Guadalajara necesita otro Vértice u otro Parallel, pero sí se que Guadalajara necesita más personas con Rubén, Christian y Jorge: gente que se muera por hacer algo importante y no gente que se muera por volverse millonario.

Teniendo tanto tiempo por delante en lo individual es difícil decir si es una lástima o una fortuna que se hayan separado, pues estoy convencido de que cada uno seguirá trabajando por estos mismos objetivos en su propio camino y que les esperan cosas grandes.

Quienes estuvieron cerca de Parallel durante este tiempo tendrán sus propias experiencias y anécdotas, pero al menos yo me quedo profundamente agradecido por lo que me enseñaron y brindo por lo que siga para cada uno de ellos. Mi recomendación es seguirles la pista.

Mientras tanto descansa en paz, Parallel.

photo_2015-12-02_18-18-16

 

Joel Gutiérrez

Twitter: @thewowisnow

Instagram: thewowisnow