Archives for Mayo 2017

24 Mayo, 2017 - No Comments!

Be Japi | La vida antes de Godín

Esta es la primera vez que escribo para el blog de YuJo!

O, más bien, es la primera vez que escribo para un blog en general. Cuando me dijeron que tenía que compartir una nota, la verdad es que no se me ocurría nada de lo que pudiera escribir.

Es como esas veces que no tienes ni idea de lo que quieres hacer de tu vida: después de graduarte, cuando todo empieza a cambiar y se vuelve más “serio”. Se va acercando el fin de la vida de estudiante, por fin llega ese día que tanto esperaste a lo largo de cuatro años y medio, pero hay sentimientos encontrados y es ahí cuándo te preguntas, "Y ahora, ¿qué?".

Aunque sabes qué es lo que tienes que hacer, es un poco más difícil definir qué es lo que quieres. Mandas uno que otro currículum, todavía con el miedito de si lo hago o no. Terminas enviando unos 30 CV y nadie te responde ni un “Chido por tu interés”; o vas a dos o tres entrevistas y esperas pegado al celular que te marquen y nunca suena…

Todos tus amigos empiezan a hacer su vida; consiguen trabajo, inician un negocio o se van lejos, muy lejos a pintar casas o meserear del otro lado del charco, porque necesitan seguir pensando que hacer. La verdad es que a veces me da envidia, porque los últimos cuatro veranos me fui del país, y me fascinaba viajar, sentirme libre y sin ninguna responsabilidad que cumplir, pero ahora ya soy una godín feliz full time.

Algo que se dice mucho en estos días es que los millennials como yo tenemos esas dudas, vivimos confundidos, queremos las cosas más rápido y buscamos que todo se adapte a nosotros y no que nosotros nos adaptemos. Y pues sí, es eso y más.

Una de estas portadas es de 1976.

Te das cuenta que la sociedad te va marcando esas pautas de lo que tienes que hacer y lo que no. Antes de entrar a YuJo! estuve desempleada tres meses, y la verdad es que lo disfruté mucho porque pude trabajar en proyectos míos y hacer cosas que normalmente estudiando o trabajando son imposibles, pero no había día en el que alguien me dijera "¿Ya trabajas?".
Es muy chistoso como existe esa presión por la sociedad de que tienes que hacer lo que se “debe hacer”, y lo veo mucho a mi alrededor con mis amigos graduados. Tomarte un tiempo a veces no es tan bien visto.

Después las cosas se me fueron acomodando. Sinceramente soy de esas personas que cree que todo pasa por algo, en el momento exacto en el que tienen que suceder. Creo que muchas veces tienes que dejarte fluir y dejar de controlar todo a tu alrededor, pues lo que te toca vivir te va llegando, (obviamente siguiendo por el camino de lo que quieres).

YuJo! apareció en el mejor momento que me pudo haber pasado. Y es por eso que creo que las cosas se van dando. Estoy muy feliz de poder compartir la mayor parte de mi semana con personas muy chidas y aprendiendo tanto.

Gracias a mis nuevos amigos de YuJo!

P.D. Voy a ser tía y soy la más feliz…

Sofi Gómez C.
Instagram: @sofigmzc

 

17 Mayo, 2017 - No Comments!

Anuma | El futuro es hoy

Desde que leí Crónicas Marcianas en mi adolescencia, me ha intrigado muchísimo lo relacionado con la vida extraterrestre y la ciencia ficción. Recuerdo cómo me fascinó imaginar que había personas como nosotros en otro planeta. Desde hace ya un tiempo, me he encontrado con muchas notas relacionadas con la inteligencia artificial. Quisiera describirles lo mucho que me emociona leer sobre robots y cómo nos estamos acercando cada vez más a ese mundo que hace 15 años se veía mucho más lejano. Y digo quisiera, porque no encuentro las palabras para expresar este sentimiento. Tal vez suena exagerado, pero de verdad, me encanta.

Les mencionaré algunos de los temas que más me entretienen:

La expedición a Marte del 2030

Ni siquiera puedo imaginar lo que deben sentir los astronautas que se están preparando para esa misión. Entrenar durante 15 años para hacer un viaje sin retorno. Tendrán que vivir bajo espacios que simulan el ambiente del planeta rojo por meses, viajar a la Luna y permanecer en su órbita durante un año. Qué increíble. Como dato curioso, hay un joven mexicano estudiante de la UNAM que será parte de este equipo.

 

Robots

Cada vez los hacen más parecidos a los humanos, y esos me dan escalofríos. Prefiero los robots como Asimo de Honda, que le dan la bienvenida a los reyes de España, por ejemplo. Desde el hotel japonés atendido por robots, los coches autómatas, robots entrenados para ser dentistas, hasta los videos del canal de Youtube de Boston Dynamics, me hacen creer que sí podríamos llegar a ser dominados por las máquinas como en Terminator. No puedo evitar sentirme un poquito mal al ver los videos de esas pruebas donde provocan que los robots se caigan. Ya sé que es parte del proceso para perfeccionarlos, pero sólo me imagino cómo, en algún momento, se van a acordar de ese maltrato y se van a vengar. Ya estamos tan avanzados en este tema, que se empieza a discutir incluso si los robots deben pagar impuestos o no. Y es que ha habido últimamente una gran especulación sobre si le quitarán el trabajo a los humanos, pero dicen los expertos que sería todo lo contrario: automatizar procesos generaría más empleos.

 

Machine Learning y Data Science

Me parece sorprendente todo lo que se está mejorando y creando con el “aprendizaje automático”, los datos y la inteligencia artificial. Las canciones que te sugiere Spotify, las películas y series que te recomienda Netflix, que puedas chatear con un bot y te responda tus dudas sin necesidad de llamar a un centro atención, que Google sepa qué cosas te pueden gustar y que hasta adivine lo que dibujas me parece fascinante. Todo lo que hay detrás de estos procesos para hacer que las máquinas aprendan es súper complejo, dependiendo del área de trabajo, pero, por ejemplo, para enseñarle a un chatbot a responder, tienen que enseñarle todo sobre lingüística y gramática. Son, por mucho, más inteligentes que algunos de nosotros (si les estoy diciendo que van a ser como Skynet es porque van a ser como Skynet).
Desearía que las matemáticas me apasionaran de la misma manera que me apasiona el diseño, para poder involucrarme mucho más que sólo leyendo artículos sobre estos temas. Estoy segura que en algún momento de mi vida lo podré hacer, ya sea ayudando a automatizar el diseño o utilizando alguna de estas herramientas de inteligencia artificial para el diseño. O tal vez algún día las máquinas me enseñen algo.

Khérmosos ojos, caray

 

Jeka

instagram: @jekaspita

10 Mayo, 2017 - Comentarios desactivados en Piña fresca | Siempre piensa en pizza

Piña fresca | Siempre piensa en pizza

Hace algunos años, muy oportunamente llegó un video a darme la solución a un problema con el que batallé durante mucho tiempo, y con el cual sigo enfrentándome, pero ahora siempre con un final feliz.

 

El famoso overthinking, con una incómoda inclinación hacia las cosas negativas. Y es que realmente eso estaba desplomando mi psique a un nivel que jamás me gustaría volver a experimentar. Perder la cordura y no saber si lo que piensas es real o se hace real porque lo piensas. Todo mal.

 

Lo intenté combatir tratando de llegar al origen de toda esa bola de nieve de pensamientos negativos, identificar el problema para entonces darle sentido a todo aquello que pensaba, y poder dormir en paz. Obviamente eso no funcionó. De hecho, conseguí todo lo contrario: lo único que logré fue pensar mucho más de lo mismo y finalmente perderme.

 

Y entonces la cineasta y productora de radio Bianca Giaever decidió darle vida a The Scared is scared. Catalogado como The web video of the year (2013) por USA TODAY, es una encantadora historia narrada por Asa Baker-Rouse (6 años). Comienza como un cuento imaginario de osos, ratones y galletas para concluir en el mejor consejo que he recibido y que, por azares del destino, vi en el momento adecuado para darme cuenta de lo sencilla que puede ser la vida si aplicas, en todo tipo de casos, la gran enseñanza que nos comparte ese gran humanito:

 

 

Por lo pronto yo sí pienso en pizza. Y en los paseos en bici. Y en aguachile. Y en pizza.

Andrea Odelap

3 Mayo, 2017 - No Comments!

Al cien | La Viejona en la ciudad

La semana pasada le di las gracias a Rayas por contribuir significativamente al soundtrack de mi vida desde hace cuatro años. Se preguntarán en qué consistía el que fue 20 años a. de R., y debo aceptar que, al menos durante mi infancia y principios de la adolescencia, fue una combinación extraña entre El Coyote y su banda Tierra Santa, la tambora sin voz que todos en el norte acompañamos con chiflido y el lado más pop del pop que se puedan imaginar.

 

Como habrán escuchado antes, amigos, “la música educa” y lo comprobé más que nunca cuando llegué a la bella Perla Tapatía —hace 9 años—, ciudad de oportunidades y tribus urbanas que ni siquiera sabía que existían (en Guamúchil, la gente era gente y ya). Hasta entonces entendí que el mood depende de la música, y la música del mood y que no siempre aplica el:

 

despechado = norteño

feliz = banda

enfiestado = banda

música de fondo = pop

 

El día que caí en cuenta casi lloré, lamentándome por toda la música chida que me perdí durante 15 años y la evidente educación en general que me faltaba. Toda la autoestima con la que llegué de mi pueblo se fue por la borda, junto con mi discografía valiosísima de Intocable y mis 20 pares de tacones, que poco a poco dejé de usar. Fue algo así como reinventarme y abrir mi mente a descubrir un mundo que me tiene en constante aprendizaje, donde soy más feliz y cada día soy como me da la gana.

 

Ser la chica de provincia-en-la-provincia-de-provincia en la ciudad no es fácil, pero debería pasarnos a todos para estar conscientes de que somos uno en un millón, que siempre habrá algo naco en ti y ni cuenta te has dado. Y se vale.

 

Por eso, escuchen mucha música y todos sus descubrimientos semanales; recapitulen todas las tribus urbanas a las que han pertenecido y, por último, valoren y amen su ciudad donde hay de todo para comer, oler, escuchar, leer, sentir y conocer, y dejen de quemar el pinche bosque de La Primavera, que no en todas partes hay.

 

Aline Flores No-naka

 

Instagram: @alinenonaka

Twitter: @alinenonaka